Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

La vida de un niño corre peligro en Siria

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 12.309 firmantes

Petición antes del cierre

Ahmed Ismael, de 16 años, lleva desaparecido más de seis meses, detenido por el gobierno sirio. ¡Actúa!

Esta acción ha finalizado (28 de agosto 2013)

A finales del mes de agosto la familia de Ahmed Ismael fue informada de la muerte del joven. Agentes de los servicios de Inteligencia Militar pidieron a los familiares de Ahmed que recogieran sus objetos personales; fue entonces cuando les informaron de que había muerto en un hospital militar de Damasco. Hasta la fecha, Amnistía Internacional no ha podido obtener más información sobre la muerte de Ahmed Ismael ni sobre los motivos por los que lo hospitalizaron, pero continuará haciendo un seguimiento de este caso.

Gracias a las más de 12.000 personas que han participado en esta acción.

Petición antes del cierre:

Ahmed Ismael tiene 16 años. Hasta finales de 2012 vivía en Damasco, en medio del terrible conflicto que asola Siria. En esas fechas fue detenido por el gobierno, acusado de apoyar a “terroristas” y de tener contacto con ellos. En los días anteriores a su detención, la artillería golpeó duramente barrios cercanos a donde vivía.

Su familia no supo dónde se lo habían llevado, pero cuarenta días después recibieron una nota. La habían sacado a escondidas otros detenidos que habían sido liberados. Ahmed estaba en un centro de detención de Damasco y su salud estaba empeorando, ya que es asmático y no estaba recibiendo medicación.

En junio de 2013 un juez antiterrorista decidió que Ahmed debía ser juzgado por un tribunal de menores, donde debía comparecer en dos días. Sin embargo aún no se ha presentado ante el tribunal, y aunque se cree que podría estar recluido en un barrio periférico de Damasco, no se ha confirmado su paradero.

Amnistía Internacional conoce los nombres de más de 1.000 personas que se cree que han muerto bajo custodia de las fuerzas de seguridad sirias desde el comienzo de las protestas, casi 500 de ellas sólo en 2012. Aunque la gran mayoría de los abusos contra los derechos humanos documentados por Amnistía Internacional han sido obra de las fuerzas armadas del Estado y de las milicias shabiha, también los grupos armados de oposición han cometido abusos, entre ellos tortura y homicidios de miembros de las fuerzas de seguridad y de las milicias.

Pide al Gobierno sirio que revele inmediatamente el paradero de Ahmed y que reciba un trato respetuoso con los derechos humanos.