Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Seis saharauis detenidos y torturados

Una mujer saharaui con varios niños caminan en un campo de refugiados
Amnistía Internacional lleva años pidiendo que la ONU establezca un mecanismo de vigilancia de los derechos humanos que investigue el Sáhara Occidental y los campos de refugiados de Tinduf. © DOMINIQUE FAGET/AFP/Getty Images
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 16.291 firmantes

Petición antes del cierre

Deben investigarse las denuncias de torturas a seis saharauis –uno de ellos menor de edad– mientras estaban bajo custodia policial en el Sáhara Occidental, y procesar a los responsables.

Esta acción ha finalizado (27 de agosto 2013)

Gracias a las más de 16.000 personas que han pedido al ministro de Justicia de Marruecos una investigación sobre las denuncias de tortura de los seis saharauis detenidos y garantías de un juicio justo. Hussein Bah, de 17 años; Yassine Sidati, de 22, Mohamed Garmit, de 22, Mohamed Ali Saidi, de 26, Abdelaziz Hramech, de 27, y Youssef Bouzid de 31, fueron detenidos el 9 de  mayo de 2013 cuando participaban en manifestaciones por la renovación del mandato de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) sin componente de observación de los derechos humanos.

Los seis siguen en la prisión preventiva. El 9 de julio iniciaron una huelga de hambre para pedir que el juicio tuviera lugar de forma inmediata, después de que el juez de instrucción anunciara un aplazamiento de dos meses.

El Consejo Nacional de Derechos Humanos, institución marroquí pública, visitó a los detenidos poco después de que Amnistía Internacional denunciara el caso en mayo. Hasta el momento no se ha publicado ningún informe sobre la visita.

Amnistía Internacional continuará trabajando sobre este caso, presionando a las autoridades marroquíes que se abra una investigación sobre las denuncias de tortura y malos tratos y que en el proceso judicial se impida el uso de “confesiones” obtenidas bajo tortura u otros malos tratos en cualquier proceso judicial. 


Petición antes del cierre:

El Hussein Bah, de 17 años; Yassine Sidati, de 22; Mohamed Garmit, de 22; Mohamed Ali Saidi, de 26; Abdelaziz Hramech, de 27, y Youssef Bouzid, de 31, fueron detenidos en sus casas el jueves 9 de mayo de 2013 de madrugada. Las fuerzas de seguridad marroquís no mostraron ninguna orden judicial de detención ni de registro. Todos habían participado en una manifestación a favor de la autodeterminación del Sáhara Occidental, días después de que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara la renovación del mandato de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) sin incluir un componente de observación de los derechos humanos.

El 12 de mayo, tras tres días bajo custodia policial, los seis detenidos comparecieron ante un juez de instrucción, donde fueron acusados de, entre otros cargos, “violencia contra funcionarios públicos” y “participación en una concentración armada”, delitos punibles con condenas de hasta 10 años de prisión. Los seis afirmaron haber sido torturados para obligarles a “confesar”.

El Hussein Bah, que quedó en libertad bajo fianza, contó a Amnistía Internacional que lo obligaron a firmar unos papeles que no le dejaron leer y entre los que figuraba una “confesión”.  Explicó que los agentes de policía le pusieron en la cara una esponja empapada de orina, le quitaron los pantalones y amenazaron con violarlo y lo golpearon e interrogaron estando colgado de las rodillas con la muñecas atadas a ellas, en una postura denominada el “pollo asado”. El Hussein Bah también comentó que oyó torturar y maltratar a los otros detenidos en otras celdas. El Hussein Bah fue encarcelado de nuevo el 15 de mayo. Amnistía Internacional teme que sea una represalia por haber hablado abiertamente sobre las presuntas torturas que sufrió.

Actualmente todos están recluidos en reclusión preventiva en la prisión civil de El Aaiún.

Firma contra la tortura y los juicios injustos y sin garantías.