Logo de Amnistia Internacional
CABECERA

Sección Española

Formulario para buscar dentro de la web de Amnistía España
CONTENIDO
  • Inicio
  • Actúa
  • ¿Cuál es el plan de Rusia para detener el baño de sangre en Siria?

¿Cuál es el plan de Rusia para detener el baño de sangre en Siria?

Iniciada el 15 de febrero de 2012. Actualizada el 30 de agosto de 2012.

¡Gracias!

Hemos sido
92.154 firmantes

Un edificio de Homs bombardeado por los tanques leales al presidente Bashar al-Assad
Un edificio de Homs bombardeado por los tanques leales al presidente Bashar al-Assad © Alp Arslan / Demotix

Rusia ha bloqueado hasta ahora todos los esfuerzos internacionales para detener las violaciones masivas de derechos humanos en Siria. Mientras tanto, las muertes se cuentan por centenares solo en las últimas semanas.

Esta acción ha finalizado (5 de octubre de 2012). Damos las gracias a las más de 92.000 personas que, con su firma, han pedido a las autoridades rusas que, como país clave por sus relaciones con Siria y miembro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, impulse la remisión de la situación al fiscal de la Corte Penal Internacional, así como la imposición de un embargo general de armas a Siria y la congelación de bienes del presidente Bachar al Assad y de sus colaboradores próximos. Todas estas peticiones fueron trasladadas a la embajada de Rusia en España en una reunión mantenida el pasado mes de septiembre.

Amnistía Internacional sigue trabajando para que los derechos humanos sean respetados en Siria. Por ello, mantenemos una ciberacción abierta en la que pedimos, tanto al Gobierno como a la Coalición Nacional Siria, protección para la sociedad civil.

Petición original:
Es vergonzoso que la comunidad internacional siga estando dividida sobre Siria, sin tener en cuenta todas las pruebas de la escala y la gravedad de los abusos contra los derechos humanos que se están cometiendo en el país y mirando de hecho hacia otro lado mientras la población civil sufre la peor parte. Hasta ahora, Rusia ha bloqueado todos los esfuerzos internacionales para detener las violaciones de derechos humanos en Siria. Mientras tanto, las muertes se cuentan por centenares solo en las últimas semanas.

Desde que estallaron las manifestaciones, en febrero de 2011, más de 12.000 personas han perdido la vida en Siria, si bien las cifras reales son mucho más elevadas. Se ha detenido a millares de personas, y se cree que muchas, si no la mayoría, han sufrido tortura y otros malos tratos. Además, centenares de personas han muerto bajo custodia. En todo este tiempo, Amnistía Internacional ha seguido recibiendo información sobre homicidios ilegítimos, más detenciones y reclusión en condiciones que constituyen desaparición forzada, un instrumento característico del régimen sirio, utilizado durante décadas para actuar selectivamente contra miles de activistas y disidentes y al mismo tiempo sumir en un estado de desesperación y miedo a sus familias, y que ha afectado a miles de personas desde que comenzó el conflicto.

Dado que las autoridades sirias hacen caso omiso de los continuos llamamientos a parar la represión, la comunidad internacional debe actuar. Rusia, país clave por sus relaciones con Siria, y miembro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, ha ejercido repetidamente su derecho a veto en relación a las resoluciones encaminadas a detener la violencia en Siria.

Mientras Rusia continúa bloqueando las iniciativas internacionales dirigidas a encontrar una solución efectiva a la situación, la población siria sigue sufriendo un ciclo sangriento de represión y abusos. Muchas de las armas suministradas en el pasado por Rusia y otros país se están utilizando en los ataques actuales. A pesar de que ha trascendido que las autoridades rusas no suscribirán nuevos contratos de armas con el gobierno de Bachar al Assad en el futuro inmediato, esta medida no servirá de nada si al mismo tiempo siguen cumpliendo los contratos existentes.

Por otra parte, cada vez llegan más informes de abusos cometidos por la oposición armada, por lo que Amnistía Internacional ha vuelto a pedir a todos los gobiernos que puedan estar considerando suministrar armas al Ejército Sirio Libre o a otros grupos armados de oposición, que lleven antes a cabo una rigurosa evaluación de riesgos basada en información objetiva, con el fin de garantizar que no existe un riesgo sustancial de que esas armas se utilicen para cometer o facilitar violaciones graves de derechos humanos, incluidos delitos de derecho internacional.

En Siria se están cometiendo crímenes de guerra y contra la humanidad. Por ello, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas debe referir la situación de Siria al fiscal de la Corte Penal Internacional, así como imponer un embargo de armas y congelar los bienes del presidente al Assad y de sus colaboradores próximos. Además, se debe asegurar que la Misión de Supervisión de Naciones Unidas en Siria esté dotada de un componente de derechos humanos y que los observadores tengan la capacidad y los medios necesarios para proteger a las víctimas y testigos.

¿Cómo puedes ayudar?

¿Cómo puedes ayudar?

Otras formas de actuar

Otras formas de actuar

Pie de página