Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Pussy Riot, condenadas por cantar una canción de protesta

Integrantes del grupo "Pussy Riot"
El grupo "Pussy Riot" © Игорь Мухин
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 38.346 firmantes

El 27 de septiembre de 2012 la sección española de Amnistía Internacional mantuvo una reunión con la embajada de Rusia en la que se entregaron más de 38.000 firmas pidiendo la liberación de las tres integrantes del grupo de punk feminista ruso "Pussy Riot". Posteriormente, en la vista de apelación celebrada el 10 de octubre, el tribunal suspendió la condena de Ekaterina Samutsevich y mantuvo las condenas de Maria Alekhina, y Nadezhda Tolokonnikova. Cualquier noticia que acorte las condenas de estas mujeres en buena, pero lamentablemente, sigue sin hacerse justicia; ninguna de ellas debería haber sido encarcelada.

Amnistía Internacional las considera presas de conciencia, detenidas exclusivamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión.

Petición antes del cierre

Las autoridades rusas deben anular el fallo y absolver a Maria Alekhina, Ekaterina Samutsevich y Nadezhda Tolokonnikova, integrantes del grupo de punk feminista ruso "Pussy Riot".

Las tres mujeres detenidas desde el pasado marzo han sido condenadas, tras interpretar el 21 de febrero su canción protesta "Virgen María, líbranos de Putin" en la catedral de Cristo Salvador de Moscú.

Las miembros del grupo afirman que en sus letras protestan, entre otras cosas, por la falta de transparencia política, la persecución sufrida por la oposición y la represión de la libertad de expresión y reunión en Rusia, por lo que Amnistía Internacional las considera presas de conciencia, condenadas únicamente por expresar sus opiniones pacíficamente.

Los abogados de las tres mujeres apelarán la sentencia.

Mientras, la policía busca ahora a otras dos integrantes del grupo que también habrían participado en el acto de protesta en la catedral de Moscú.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha sostenido en diversas ocasiones que la libertad de expresión no abarca sólo el ámbito de las ideas inofensivas o indiferentes, “sino también de aquellas que ofenden, escandalizan o inquietan al Estado o algún sector de la población”.

Las detenidas han recibido el apoyo público de más de 200 personalidades de la cultura rusa mediante una carta firmada en la que se pedía su liberación, y docenas de personas que se habían congregado en el exterior del tribunal fueron detenidas tras conocerse el veredicto.

¡Pide su absolución!