Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

República Democrática del Congo ¡Hora de la Justicia!

ONG "Iniciativa Congoleña por la Justicia y la Paz" (ICJP)
ONG "Iniciativa Congoleña por la Justicia y la Paz" (ICJP) Kivu, República Democrática del Congo, marzo de 2011. ICJP es una de las muchas ONG congoleña que buscan justicia. El cartel también dice: "No a la impunidad. Sí a la justicia para la paz"
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 53.485 firmantes

Petición antes del cierre

Tras 20 años de violencia y abusos contra los derechos humanos, la justicia y la lucha contra la impunidad deben ser una prioridad en los comicios de noviembre en la República Democrática del Congo.

Esta acción ha finalizado. Más de 53.000 personas han firmado pidiendo que el nuevo gobierno congoleño electo tras los comicios del 28 de noviembre garantice la justicia y la lucha contra la impunidad en la República Democrática del Congo tras décadas de violencia y abusos de derechos humanos, incluida por crímenes de violencia sexual.

Amnistía Internacional seguirá haciendo presión para lograr un sistema de justicia que no deje resquicios a la impunidad, para que se garantice la participación de la población civil, especialmente las mujeres, en las estrategias encaminadas a garantizar verdad y justicia y para que las víctimas obtengan una reparación completa y adecuada.

Gracias a todas las personas que han participado.

Petición original:

En septiembre de 2010, salí una mañana a recoger plátanos. En cierto momento llegaron dos soldados a la plantación. Me detuvieron y me dijeron que si hablaba me matarían.  […] Uno de los soldados me violó seis veces. Insistió en que lo llevara a mi casa. Al volver al pueblo, vi a unos soldados saqueando las casas. El que me acompañaba se llevó de la mía un colchón, cuatro cabras y cuatro gallinas. Luego se marchó. Saquearon todo el pueblo […]."
Marie, de 37 años, tiene ocho hijos y reside en Masisi.

El pueblo congoleño lleva décadas sufriendo crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad a gran escala. En cada rincón del país se han cometido homicidios, tortura y violaciones en masa, y siguen cometiéndose con una frecuencia alarmante.

Aunque millones de hombres, mujeres, niños y niñas han sufrido como consecuencia de la violencia, sólo algunos responsables han sido puestos a disposición judicial. La impunidad sigue siendo un fenómeno generalizado.

Jueces y funcionarios de justicia son frecuentemente objeto de amenazas e interferencias por parte de las autoridades políticas y militares, y las víctimas y testigos temen presentarse a los juicios por temor a represalias por parte de los presuntos culpables que se encuentran en libertad. Cuando las demandas llegan a juicio, las sentencias rara vez se aplican.

No pedir cuentas a los responsables de violaciones de derechos humanos tiene consecuencias nefastas: refuerza la cultura de la impunidad, fomenta ciclos de violencia y violaciones de derechos humanos, socava las iniciativas dirigidas a promover el respeto por el Estado de derecho y merma la credibilidad del sistema de justicia entre la población congoleña.

Ante las elecciones presidenciales y legislativas previstas para finales de noviembre de 2011, la lucha contra la impunidad debe ser una cuestión prioritaria.

Pide al Gobierno que resulte electo tras las elecciones en la República Democrática del Congo, que introduzca las reformas necesarias para garantizar verdad, justicia y reparación a las víctimas.