Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Reino Unido: Derechos humanos, promesas rotas

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 14.883 firmantes

Gracias a todos los que han participado en ella. Amnistía Internacional seguirá trabajando en el tema.

Petición antes del cierre

Tras los atentados del 11-S en Estados Unidos y del 7-J en Londres se produjo en el Reino Unido un gran deterioro de los derechos humanos, cuando el país ya contaba con algunas de las leyes “antiterroristas” más estrictas de Europa.

Tras los atentados del 11-S en Estados Unidos, y del 7-J en Londres -con 52 personas muertas y cientos heridas-se ha producido en el Reino Unido un gran deterioro de los derechos humanos, cuando el país ya contaba con algunas de las leyes “antiterroristas” más estrictas de Europa.

Muchas de las nuevas medidas introducidas por el gobierno de Tony Blair en los últimos años suponen la aplicación de penas a personas contra las que no existen pruebas suficientes para ponerlas a disposición judicial, pero que son, a juicio de las autoridades, una amenaza para la seguridad nacional. Estas medidas violan el derecho internacional, que exige que las personas sean castigadas con una pena sólo si han sido acusadas de un delito reconocible y juzgadas en un proceso transparente y con las debidas garantías.

En el ámbito internacional, las acciones y políticas del Reino Unido socavan la prohibición de torturar, y pretenden limitar la aplicación del derecho internacional. Se han recibido denuncias de homicidios ilegítimos, tortura, malos tratos y otras violaciones a manos de miembros de las fuerzas armadas británicas en Irak.

La amenaza del "terrorismo internacional" exige a los gobiernos desarrollar nuevas habilidades para llevar a cabo las labores policiales, de investigación y de inteligencia, incluida la cooperación internacional. Pero no deben responder al terror con el terror.