Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

¡Paremos la extradición de Ali Aarras y Mohammed el Bay a Marruecos!

Miembros de la Comisión Islámica (CIM) de Melilla y familiares de Alí Aarrass encadenados al monolito de la Constitución de la ciudad autónoma.
Miembros de la Comisión Islámica (CIM) de Melilla y familiares de Alí Aarrass, detenido en abril de 2008 por supuesta pertenencia a banda terrorista, encadenados al monolito de la Constitución de la ciudad autónoma para protestar por su situación. EFE/Laureano Valladolid
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 12.976 firmantes

Petición antes del cierre

Ali Aarrass y Mohamed el Bay podrían ser extraditados próximamente a Marruecos, donde corren riesgo de ser detenidos en régimen de incomunicación, ser juzgados sin las debidas garantías e incluso de ser víctimas de tortura y otros malos tratos.

Esta acción ha finalizado. Desde Amnistía Internacional os damos las gracias a las casi 17.000 personas que firmaron nuestra petición de ayuda para frenar las extradiciones de Ali Aarrass y Mohammed el Bay, solicitadas por Marruecos a España.

Hasta el momento, tales extradiciones no se han efectuado aunque la Audiencia Nacional ha respondido de forma positiva a la petición marroquí. A falta de la decisión del Consejo de Ministros, Amnistía Internacional sigue advirtiendo del riesgo de detención en régimen de incomunicación, ser juzgados sin las debidas garantías e incluso de ser víctimas de tortura y otros malos tratos que podrían corren Aarrass y el Bay de ser finalmente extraditados. 

 

Petición original:

Ali Aarrass y Mohammed el Bay pueden ser extraditados en cualquier momento a Marruecos, donde corren el riesgo de ser detenidos en régimen de incomunicación, ser juzgados sin las debidas garantías e incluso de ser víctimas de tortura y otros malos tratos. Ambos fueron detenidos en Melilla el 1 de abril de 2008, después de que las autoridades marroquíes emitieran sendas órdenes internacionales de detención por cargos relacionados con terrorismo. En estos momentos, sus extradiciones están sujetas a la decisión del Ministro de Justicia y del Consejo de Ministros español.

Tras los atentados con bomba perpetrados en Casablanca el 16 de mayo de 2003, las denuncias de tortura y otros malos tratos de presuntos terroristas en Marruecos aumentaron bruscamente. Amnistía Internacional ha podido saber que varias personas detenidas en relación con la “célula Belliraj” (liderada por Abdelkader Belliraj), como es el caso de A. Aarrass y M. el Bay, fueron torturadas bajo custodia.  Para Amnistía Internacional, es motivo de especial preocupación que tanto Ali como Mohammed puedan sufrir la misma suerte si son extraditados a Marruecos debido a su presunta vinculación con la “célula Belliraj”.

Además, si las extradiciones se hacen efectivas, el Gobierno español estaría incumpliendo sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos. En concreto, estaría violando una vez más el principio internacional de no-devolución (non-refoulement) al devolver a dos personas a países donde pueden sufrir violaciones de derechos humanos, como ya hiciera en los casos de Basel Ghalyoun (devuelto a Siria el 22 de julio de 2008) o Murat Gasayev (enviado a Rusia el 31 de diciembre de 2008).

Pide al Gobierno español que, en cumplimiento de sus obligaciones internacionales en materia de derechos humamos, no extradite a Ali Aarras y Mohammed el Bay a Marruecos.