Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Nicaragua: La homosexualidad todavía es un delito

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 2.824 firmantes

Petición antes del cierre

Nicaragua es el único país democrático de América Latina cuya legislación castiga las relaciones homosexuales consentidas entre adultos.

Esta acción ha finalizado.

Esta acción ha recibido el apoyo de más de 3000 personas, cuyas firmas electrónicas y postales acompañarán la carta enviada a la Embajada de Nicaragua en nuestro país en la cual le solicitamos mantener una entrevista personal. Amnistía Internacional desea transmitir a las autoridades nicaragüenses la preocupación por la existencia de leyes que penalizan las relaciones homosexuales, lo que constituye una violación del derecho a la igualdad y a la intimidad, reconocidos tanto por el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos como por la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Petición original:

Nicaragua es, tras las reformas llevadas a cabo durante los últimos años en otros países de la región, el único país democrático de América Latina cuya legislación castiga las relaciones homosexuales consentidas entre adultos. Tanto Naciones Unidas como otros organismos de carácter internacional han expresado repetidamente que las leyes que penalizan este tipo de relaciones constituyen una violación del derecho a la igualdad y a la intimidad, reconocidos tanto por el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos como por la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

 

El mantenimiento de esta normativa legal supone, por tanto, una violación de derechos humanos.

 

Pide al Gobierno de Nicaragua que cambie esta ley y la ajuste a la legislación internacional.