Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Mujeres: La discriminación, raíz de la violencia: ¡No a las leyes discriminatorias!

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 30.812 firmantes

Petición antes del cierre

Todavía hay leyes que discriminan a las mujeres frente a los hombres. En muchos países las mujeres por ley no tienen derecho a opinar, a decidir, a trabajar o a obtener justicia en pie de igualdad.

Esta acción ha finalizado. Gracias a las más de 30.000 personas que han participado. Amnistía Internacional continuará trabajando en este tema.

 

Acción original:

 

La violencia contra las mujeres es la violación de los derechos humanos más universal, más silenciada e impune. Se da en todas las sociedades, de diversas formas pero todas con una misma raíz: la discriminación que sufren las mujeres por el mero hecho de ser mujer.

 

La discriminación está en las actitudes familiares, en la cultura y la religión pero también en el propio Estado. Todavía hay leyes que discriminan a las mujeres frente a los hombres. Cuando es el Estado el que discrimina, las mujeres por ley no tienen derecho a opinar, a decidir, a trabajar o a obtener justicia en pie de igualdad.

 

En Arabia Saudí las mujeres no pueden votar. En Camerún es el marido quien decide si la mujer trabaja o no. En Sudán está permitidos los matrimonios forzados. En Guatemala la ley permite la suspensión de la condena por violación si el violador se casa con su víctima. En Nigeria, la violencia familiar está amparada por la ley.