Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Marruecos debe investigar el homicidio de un saharaui de 14 años en un control militar

Retrato de Mohammed VI, rey de Marruecos
Mohammed VI, rey de Marruecos, debe garantizar que se lleve a cabo una investigación sobre la muerte del menor saharaui. Autor: U. Dettmar/ABr licencia Creative Commons Attribution 2.5 Brazil
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 58.911 firmantes

Petición antes del cierre

Las autoridades marroquíes deben abrir de inmediato una investigación para esclarecer la muerte el pasado 24 octubre en un control militar marroquí de Al-Nagem Al-Qarhi, un niño de 14 años. ¡Actua!

Esta acción ha finalizado. Más de 58.000 personas firmaron una carta dirigida al gobierno marroquí en relación con la muerte por disparo de Al-Nagem Al-Qarhi,  un adolescente de 14 años. Los hechos ocurrieron el 24 de octubre de 2010 en un control militar, situado junto a un asentamiento creado por manifestantes saharauis cerca de la ciudad de El Aaiún.  La carta pedía la apertura de una investigación inmediata y transparente para esclarecer los hechos que rodean la muerte de Al-Nagern y llevar a los responsables ante la justicia.

Amnistía Internacional sigue haciendo un seguimiento cercano de la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental, y en particular sobre la investigación y juicio que deben llevarse a cabo en el caso de Al-Nagem.

Gracias a todas las personas que han participado en esta acción.

Petición original:
Las autoridades marroquíes deben abrir de inmediato una investigación para esclarecer la muerte el pasado 24 octubre en un control militar marroquí de Al-Nagem Al-Qarhi, un niño de 14 años. Al-Nagem Al-Qarhi se encontraba en un automóvil que llevaba provisiones a un campamento de protesta levantado a unos 10 km al este de El Aaiún.

Según ha relatado la hermana de Al-Nagem, el muchacho murió casi inmediatamente después de ser alcanzado en el riñón por un disparo efectuado a corta distancia por los militares marroquíes. La familia de Al-Nagem ha denunciado que las autoridades marroquíes lo enterraron al día siguiente por la tarde, sin permitir a su madre y hermanos ver el cadáver, y sin comunicarles el lugar del enterramiento.

El gobierno de Marruecos tiene que demostrar que la muerte de este niño de 14 años no se ha producido como consecuencia de un uso excesivo de la fuerza, en un intento por obstruir el acceso al campamento de protesta saharaui, e impedir su abastecimiento.

Desde el 10 de octubre de 2010, millares de saharauis han levantado un campamento en el desierto, a unos 10 o 13 kilómetros al este de la ciudad de El Aaiún, con el fin de exigir mejores oportunidades de trabajo y vivienda. El ejército marroquí mantiene una fuerte presencia en torno a este campamento.

Pide al gobierno de Marruecos que investigue estos hechos.