Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

¡No al arresto domiciliario y flagelación de una niña de 15 años en Maldivas!

Imagen de contexto CC by-nc-nd Hani Amir
CC by-nc-nd Hani Amir
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 85.691 firmantes

Muy buenas noticias: Un Tribunal Superior de Maldivas ha anulado en agosto 2013 la condena de 100 latigazos y arresto domiciliario impuesta a una niña de 15 años por el “delito” de mantener relaciones sexuales fuera del matrimonio. La niña, declarada culpable de “fornicación” en febrero de este año, también había sido víctima, según informes, de repetidos abusos sexuales por parte de su padrastro.

Agradecemos enormemente a las más de 85.000 personas que han firmado esta acción y han contribuido a esta buena noticia. 

Petición antes del cierre

Una niña de 15 años, superviviente de violación, corre peligro de quedar bajo arresto domiciliario y ser flagelada en Maldivas. Fue declarada culpable de “fornicación” y condenada a ocho meses de arresto domiciliario y 100 latigazos.

Actualización: El pasado 28 de febrero, el Gobierno de Maldivas ha sumado su voz a la preocupación internacional por esta sentencia, declarando públicamente que esta niña debería ser tratada como una víctima y no como una criminal y que sus derechos deberían ser completamente protegidos. Pese a esta declaración, la niña sigue condenada a un arresto domiciliario de ocho meses y a 100 latigazos, por lo que es necesario continuar presionando. Os animamos a que sigáis firmando esta acción.

La tragedia comenzó en junio de 2012 cuando la niña fue detenida tras encontrarse el cadáver del bebé que había dado a luz enterrado en el exterior de su vivienda de la Isla de Feydhoo (Maldivas). Las autoridades descubrieron que había sido violada por su padrastro, que ha sido acusado de asesinar al bebé y abusar sexualmente de una menor, entre otros delitos. Sin embargo, al investigar el caso, las autoridades encontraron indicios para acusar a la niña de “fornicación” por otro incidente. Fue declarada culpable y condenada a flagelación y a arresto domiciliario el 25 de febrero de 2013. Aunque tiene derecho a apelar, no está claro que vaya a ejercerlo.

La flagelación viola la absoluta prohibición de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes y la existencia de estas leyes en Maldivas sobre el delito de “fornicación” y de la pena de flagelación contravienen las obligaciones de Maldivas en virtud del derecho internacional de los derechos humanos. La ley en Maldivas dispone que la pena de flagelación se aplica solamente cuando la persona condenada es mayor de edad, aunque podría aplicarse antes en circunstancia excepcionales, como es el caso.

Pero éste no es un caso aislado. Según informes de Amnistía Internacional esta no es la primera vez que las autoridades de este país acusan y declaran culpables de “fornicación” a una niña, y le imponen flagelación como pena. Según las normas internacionales de derechos humanos la “fornicación” no es un delito  y viola la absoluta prohibición de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

¡Pide al Ministro de Asuntos Exteriores de Maldivas y al Fiscal General que liberen inmediatamente a esta niña!