Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Libia: La OTAN debe asumir la responsabilidad de sus actos

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 41.193 firmantes

Petición antes del cierre

Meses después de finalizada la campaña militar en Libia, las víctimas civiles de los ataques aéreos lanzados por la OTAN y sus familiares siguen sin saber qué sucedió y quién fue el responsable.

Esta acción ha finalizado el 6 de junio de 2012. Todas las firmas serán entregadas próximamente al Ministro de Defensa español, Pedro Morenés, para que se investiguen los ataques de la OTAN en Libia y se lleve ante la justicia a los responsables de la muerte de decenas de civiles, así como para que se les ofrezca la reparación que merecen. Amnistía Internacional seguirá denunciando aquellas violaciones del derecho internacional cometidas en el marco, tanto de la campaña militar llevada a cabo en Libia, como durante el período de transición que vive el país. Gracias a las más de 41.000 personas que han participado.   



Petición antes del cierre:

El 19 de marzo de 2011, varios Estados miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), entre ellos Estados Unidos, Reino Unido, Francia y España, emprendieron una campaña militar de ataques por mar y aire contra las fuerzas del coronel Muamar al Gadafi. La campaña, que duró siete meses, se compuso de más de 9.700 incursiones aéreas y destruyó más de 5.900 objetivos militares.

La OTAN parece que hizo esfuerzos considerables por minimizar el riesgo de causar bajas civiles: entre otras cosas, utilizó munición guiada de precisión y, en algunos casos, lanzó advertencias previas dirigidas a los habitantes de las zonas en su punto de mira. Sin embargo, esto no la exime de investigar adecuadamente los ataques que han causado la muerte o heridas a decenas de civiles, y de proporcionar reparación a las víctimas y a sus familias.

Amnistía Internacional ha documentado 55 casos de civiles identificados, entre ellos 16 menores y 14 mujeres, muertos en ataques aéreos en Trípoli, Zlitan, Majer, Sirte y Brega.

Muchas de las muertes fueron consecuencia de ataques aéreos lanzados contra domicilios particulares, en los que ni Amnistía Internacional ni otros investigadores han encontrado indicios de que esos domicilios se estuvieran utilizando con fines militares en el momento de los ataques.

Amnistía Internacional ha instado mediante cartas a la OTAN para que investigue si las bajas civiles han sido resultado de violaciones del derecho internacional, pero la Alianza se escuda en que carece de “mandato para llevar a cabo actividades en Libia una vez concluida, el 31 de octubre 2011, la Operación “Protector Unificado” y que “la responsabilidad principal” de investigar recae en las autoridades libias.

En Amnistía Internacional consideramos que esta respuesta de la OTAN equivale a negarse a asumir la responsabilidad de sus actos, por lo que te pedimos que nos ayudes con tu firma.