Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Transparencia: ¿Dónde está la ley?, ¿dónde está la información?

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 49.560 firmantes

Petición antes del cierre

En España no se recogen o no se publican datos que son cruciales para exigir el cumplimiento de los derechos humanos. Aunque la ley de transparencia podría mejorar el acceso a la información, su actual redacción puede hacer que tu derecho a la información sea papel mojado. Pide a la Vicepresidenta del Gobierno que la transparencia sea una realidad.

Esta acción ha finalizado (30 de septiembre de 2013)

Gracias a las casi 50.000 personas que han firmado esta petición para exigir una ley de transparencia que garantice el derecho de acceso a la información.

Aunque la ley seguirá su tramitación en los próximos meses, prácticamente se han cerrado ya las posibilidades de introducir mejoras. Durante el trámite parlamentario se han introducido algunas modificaciones positivas en la ley: instituciones y actores privados con fondos públicos estarán sujetos a la misma y el organismo encargado de supervisar la aplicación de la Ley no dependerá del Ministerio de Hacienda. Sin embargo, el  derecho a la información sigue sin ser reconocido como un derecho fundamental; numerosos documentos decisivos para entender la toma de decisiones siguen sin ser accesibles al público; el silencio de la administración ante una petición información sigue siendo negativo; no se ha avanzado respecto a la recogida de datos cruciales para el respeto de los derechos humanos; no se garantiza que el organismo será plenamente independiente y estará formado por personas de reconocido prestigio, competencia e imparcialidad. Con ello se ha perdido una gran oportunidad no sólo para la transparencia, sino para avanzar en la rendición de cuentas y la protección de los derechos humanos.

Petición antes del cierre

¿Sabes que tras las cargas policiales en la estación de Atocha en Madrid el 25 de Septiembre se abrió una investigación interna de la que sólo se conoce que el Ministerio del Interior decidió cerrar porque no había habido uso excesivo de la fuerza, sin ninguna otra explicación? ¿Sabes que la policía no está obligada a explicarte el motivo por el que puede pararte y pedirte la identificación? ¿Te has preguntado alguna vez  si los datos sobre el número de identificaciones y las razones que las motivan son públicos?

¿Quieres saber por ejemplo cuántas mujeres y niñas han sufrido abusos sexuales en España? ¿O cuántas personas migrantes han sido devueltas a terceros países en virtud de acuerdos de readmisión con terceros estados y de qué manera? ¿O cuántas personas sin hogar existen en España?

Encontrar esa información puede ser una carrera de obstáculos, e incluso a veces un esfuerzo imposible, porque hay muchos datos que no se recogen, que no se hacen públicos o que son difícilmente accesibles.

El derecho de acceso a la información en España encuentra numerosas trabas. Hay ámbitos como las fuerzas de seguridad en los que la falta de información y transparencia tiene un impacto evidente sobre la ausencia de rendición de cuentas y la impunidad ante posibles abusos. Igualmente la falta de recogida y publicación sistemática de datos también imposibilita el diseño y la puesta en marcha de políticas públicas que hagan realidad los derechos humanos en ámbitos como la vivienda o la discriminación.

Para garantizar la transparencia y la información es necesario una política activa de recogida y publicación de información, que abarque todos los ámbitos, incluidas las fuerzas de seguridad. Porque las autoridades tienen el deber de gestionar con transparencia y de rendir cuentas. Asimismo es necesario que se trate el acceso a la información como un derecho fundamental, protegido y garantizado a través de una ley.

El Proyecto de Ley de Transparencia está tramitándose en el Congreso de los Diputados. Pero no garantizará tu derecho a la información, si no hay una política activa de transparencia, recogida de datos, y rendición de cuentas. Tu derecho a saber no estará asegurado si no se introducen los siguientes cambios en el Proyecto de Ley:

  • Debe reconocerse y tratarse el derecho a la información como un derecho fundamental
  • La ley debe incluir a todas las instituciones públicas
  • No debe excluir la información auxiliar imprescindible para entender y seguir el proceso de toma de decisiones
  • Debe haber una exigencia en la ley que obligue a la administración a responder ante una petición de información
  • El organismo de supervisión debe ser independiente


Tu firma es imprescindible. Porque si tú tuvieras acceso efectivo a la información, hay muchas cosas que podrías exigir. Y también muchas que podrías cambiar. ¡ACTÚA!