Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

EEUU: Pide a Obama que lidere el levantamiento del embargo a Cuba

Varias personas hacen cola para adquirir medicamentos mientras una trabajadora comprueba la cartilla de racionamiento
Varias personas hacen cola para adquirir medicamentos mientras una trabajadora comprueba la cartilla de racionamiento, en una farmacia del gobierno en La Habana Vieja, Jueves, 24 de mayo 2007. El racionamiento universal de Cuba se inició en marzo de 1962 para garantizar a los ciudadanos una cantidad básica de alimentos y medicamentos a precios bajos. © AP Photo / Javier Galeano
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 11.113 firmantes

Petición antes del cierre

El 14 de septiembre Barack Obama debe decidir si renueva o no las sanciones económicas y comerciales impuestas a Cuba en virtud de la Ley de Comercio con el Enemigo. El embargo tiene un impacto muy negativo sobre los derechos económicos y sociales de la población de Cuba, y afecta especialmente a los sectores más vulnerables de la sociedad.

Esta ciberacción está cerrada. Muchas gracias a las más de 11.000 personas que han firmado esta ciberacción solicitando al Presidente de los Estados Unidos Barack Obama que ponga fin al embargo a Cuba cuanto antes y sin condiciones. El Presidente Obama tiene en septiembre de este año una nueva oportunidad de mostrar su oposición al embargo, no ampliando más allá de septiembre de 2010 la situación de “emergencia nacional” respecto a Cuba en virtud de la Ley de Comercio con el Enemigo. El fin del embargo tiene que pasar por que el Congreso de Estados Unidos promulgue nueva legislación que derogue la Ley para la Democracia en Cuba de 1992 y la Ley para la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubanas de 1996, pero un gesto del Presidente de los Estados Unidos, sería un gran avance en este camino.

Amnistía Internacional se mantiene preocupada por el impacto negativo que tiene el embargo contra Cuba en los derechos económicos y sociales de la población de esta isla y seguirá trabajando por el fin del embargo a Cuba.

 

Petición original:
Las restricciones impuestas por el bloqueo contribuyen a privar a Cuba de un acceso vital a los medicamentos, las nuevas tecnologías científicas y médicas, los alimentos, el tratamiento químico del agua y la electricidad.


“Situación de los Derechos Humanos en Cuba”, Informe de la representante personal de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los derechos humanos. 26 de enero de 2007


El próximo 14 de septiembre el presidente Barack Obama debe decidir si renueva o no las sanciones económicas y comerciales impuestas a Cuba en virtud de la Ley de Comercio con el Enemigo. Esta ley y otras como la Ley Torricelli (1992) o la Ley Helms Burton  (1996) forman parte del conjunto de normas que configuran el embargo que Estados Unidos mantiene contra la isla desde hace medio siglo. Este embargo tiene un impacto muy negativo sobre los derechos económicos y sociales de la población de Cuba, y afecta especialmente a los sectores más vulnerables de la sociedad.

En el campo del derecho a la salud, el embargo está impidiendo a millones de cubanos y cubanas beneficiarse de medicinas y equipo médico esenciales. Por ejemplo, según datos de Naciones Unidas, la imposibilidad de Cuba de importar productos nutricionales para su consumo en escuelas y hospitales contribuye a que se den unos altos índices de anemia por deficiencias de hierro. UNICEF calcula que en 2007 este problema afectaba al 37,5 por ciento de los menores de tres años en Cuba. La salud de niños y niñas peligra también por la decisión de unos suministradores estadounidenses de jeringas de cancelar un pedido de tres millones de jeringas desechables realizado en 2007 por la Alianza Global por la Vacunación y la Inmunización cuando se supo que las unidades estaban destinadas a la aplicación de un programa en Cuba.

La imposición del embargo no exime al gobierno cubano de sus obligaciones de respetar, proteger y hacer realidad los derechos humanos de todos los habitantes de Cuba. Sin embargo, Estados Unidos está ignorando los efectos negativos de estas sanciones comerciales en el disfrute de los derechos económicos, sociales y culturales de los habitantes de la isla.

Pide al Presidente Barak Obama que  no renueve las sanciones impuestas contra Cuba en virtud de la Ley de Comercio  con el Enemigo como primer paso para liderar el levantamiento del embargo comercial, financiero y económico contra la isla.