Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Israel y Territorios Palestinos Ocupados: Seis meses, Cero justicia

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 36.452 firmantes

Petición antes del cierre

Tras los 22 días de muerte y destrucción en Gaza a principios de 2009, las víctimas siguen sin obtener justicia. El Gobierno de Israel ni siquiera se presta a cooperar con la misión de Naciones Unidas que investiga los crímenes de guerra cometidas por ambas partes. ¡Actúa!

Esta acción ha finalizado. ¡Muchas Gracias a las más de 36.000 personas que han participado en ella! Amnistía Internacional sigue trabajando para que el gobierno del Primer Ministro Israelí Benjamin Netanyahu coopere de manera inmediata con las investigaciones independientes  establecidas por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, para que así todos los afectados puedan obtener la justicia que merecen tras haber sufrido los ataques ilegales en la franja de Gaza en enero de 2009.

¡Gracias de nuevo a todas  y cada una las personas que participaron en esta acción!


Petición original:

“Aún no entendemos por qué. Queremos paz. Y queremos una investigación. Queremos saber por qué mis hermanas y yo nos hemos quedado huérfanas. ¿Por qué mataron a nuestros padres, a nuestra familia?
Fathiya Mousa, cuyos padres y hermanos murieron en un ataque aéreo israelí, cuando se encontraban sentados en el patio de su casa.

El 27 de diciembre de 2008 las fuerzas israelíes emprendieron, sin ninguna advertencia, una devastadora campaña de bombardeos contra la Franja de Gaza, conocida operación “Plomo Fundido”. El objetivo declarado de esta ofensiva era poner fin a los ataques con cohetes que grupos armados palestinos lanzaban contra Israel.

El 18 de enero de 2009, cuando tanto Israel como Hamás declararon unilateralmente el alto el fuego, habían muerto unos 1.400 palestinos, entre ellos alrededor de 300 menores y centenares de civiles desarmados. Extensas zonas de Gaza quedaron arrasadas. Millares de personas sin hogar. La ya deteriorada economía del territorio de la franja se ha arruinado.

Los ataques palestinos con cohetes mataron a 3 civiles israelíes y causaron lesiones graves a 4 personas más, lesiones moderadas a 11 y leves a 167.

Gran parte de la destrucción se llevó a cabo de manera gratuita y fue el resultado de ataques directos contra bienes e infraestructuras civiles. También hubo ataques indiscriminados, en los que no se distinguió entre objetivos militares legítimos y bienes civiles. Este comportamiento viola el derecho internacional humanitario.

Las autoridades israelíes no han abierto ninguna investigación independiente e imparcial sobre la actuación de sus fuerzas; de hecho se han opuesto activamente a que se abra. Se han negado a ofrecer cooperación y acceso al país a una misión internacional e independiente de investigación establecida por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y dirigida por el juez Richard J. Goldstone, mermando así su capacidad para cumplir con su cometido. Hamas sí ha permitido que la misión lleve a cabo trabajo de campo en Gaza y se ha reunido con el equipo, que tuvo que entrar a Gaza por Egipto.

Amnistía Internacional pide a las autoridades israelíes  que cooperen con la investigación internacional e independiente establecida por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, dirigida por el juez Goldstone para que Fathiya Mousa pueda obtener justicia.