Logo de Amnistia Internacional
CABECERA

Sección Española

Formulario para buscar dentro de la web de Amnistía España
CONTENIDO

¡Actúa! Ni horca ni lapidación para Sakineh

Iniciada el 28 de septiembre de 2010. Actualizada el 26 de julio de 2012.

¡Actúa!

Ya somos
171.974 firmantes

Enviaremos esta petición en tu nombre al Líder de la República Islámica, Ayatollah Sayed Ali Khamenei.
Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios.

Si ya has firmado alguna acción antes, rellena sólo tu email:

Al participar en esta acción, aceptas la política de privacidad.

Si es la primera vez que firmas por favor completa el siguiente formulario:

Deseo recibir más información de Amnistía Internacional

Al participar en esta acción, aceptas la política de privacidad.

Más información

Retrato de Sakineh Mohammadi Ashtiani
Sakineh Mohammadi Ashtiani. Fuente: Iran Human Rights www.iranhr.net

Sakineh Ashtiani sigue condenada a muerte en Irán por adulterio. La sentencia podría llevarse a cabo mediante lapidación o ahorcamiento. No podemos dejar que sea ejecutada por ningún medio.

Iniciada el 28 de septiembre de 2010. Actualizada el 26 de julio de 2012

Dos años después de que se tuviera conocimiento de la condena a muerte por lapidación de Sakineh Mohammadi Ashtiani en Irán, ésta permanece encarcelada en el noroeste del país, y al parecer aún se enfrenta a su pena de lapidación. Pese a que hay informes recientes, aunque no confirmados, que indican que las autoridades iraníes ya no tienen intención de ejecutar la pena de lapidación, es muy importante que se aclare el destino de esta mujer.

Sakineh, fue condenada en 2006 a 10 años de prisión por participar en el asesinato de su marido. Sin embargo, según su abogado, Javid Houtan Kiyan, la sentencia condenatoria por asesinato se modificó en 2009 por la de “complicidad”, por lo que se redujo a cinco años. Es decir, Sakineh estaría a punto de quedar en libertad al haber cumplido casi la totalidad de la condena.

Si Sakineh permanece detenida por el asesinato de su marido, es necesario que las autoridades iraníes esclarezcan su situación legal actual, informando, entre otras personas, a su familia y abogados, y que lleven a cabo una revisión exhaustiva y transparente de su caso, además de garantizar que no se presentan nuevos cargos contra ella en relación con el asesinato de su esposo, por el que ya ha sido juzgada y condenada.

Por otra parte, en relación a las investigaciones del asesinato de su marido, en mayo de 2006 Sakineh fue encontrada culpable de mantener una “relación ilícita” con dos hombres y recibió 99 azotes. A pesar de esto, en 2007 fue acusada también de “adulterio durante el matrimonio” y condenada a morir lapidada. En virtud del derecho internacional, la pena de muerte nunca debe ser impuesta por actos no violentos, como las relaciones sexuales entre adultos de mutuo acuerdo. Amnistía Internacional considera a las personas encarceladas por estos actos no violentos presos de conciencia, por lo que, si Sakineh está detenida únicamente por haber sido encontrada culpable de “adulterio”, debe ser puesta en libertad de manera inmediata e incondicional.

La única realidad concreta es que Sakineh lleva más de cinco años enfrentándose a la condena a muerte que pesa sobre ella. Además, su abogado, Javid Houtan Kiyan, se encuentra encarcelado y podría haber sido condenado a al menos cuatro años de prisión por diversos cargos, la mayoría de los cuales –si no todos– parecen estar relacionados con su defensa de Sakineh. En una carta atribuida a él mismo, Javid Houtan Kiyan afirma haber sido víctima de torturas en la prisión de Evín, donde se encuentra recluido.

Mientras no exista una declaración expresa de la Magistratura iraní anulando la sentencia, la vida de Sakineh pende de un hilo y puede ser ejecutada en cualquier momento. Por ello, tu firma sigue siendo fundamental.

¿Cómo puedes ayudar?

¿Cómo puedes ayudar?

Otras formas de actuar

Otras formas de actuar

Pie de página