Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Irak: Pide que no se ejecute a más de 900 personas

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 3.325 firmantes

Petición antes del cierre

Las autoridades iraquíes se disponen a ejecutar a centenares de presos, incluidas 17 mujeres. Todos ellos han agotado todas sus posibilidades de apelación y podrían se ejecutados en cualquier momento. La Pena de Muerte cada vez está más instaurada en Irak. ¡Actúa ya!

Esta acción ha finalizado. Gracias a las más de 3.000 personas que han participado en ella. Desde Amnistía Internacional seguiremos trabajando en contra de la pena de muerte en Irak, más aún cuando en marzo de 2010 se celebran elecciones.

En los últimos meses, en Iraq hemos asistido a un incremento notable de condenas a Pena de Muerte, además de a un aumento de detenciones arbitrarias y secretas y de juicios injustos. Lejos de  servir para un cambio en esta situación, en la campaña electoral se está utilizando la Pena de Muerte para dar una imagen de firmeza contra la delincuencia, dada la peligrosidad que impera en el país.
 
Con motivo de las elecciones de marzo de 2010, Amnistía Internacional ha pedido a todos los partidos políticos y a sus candidatos que se comprometan a proteger y promover los derechos humanos en sus programas electorales y también en la práctica, si resultan elegidos, con arreglo a todas las obligaciones que ha contraído Irak en virtud del derecho internacional de derechos humanos. Una muestra de dicho compromiso sería la conmutación de la pena de las casi 900 personas actualmente condenadas a muerte en Irak.

 

Petición original:
En la actualidad, en Irak más de 900 personas están condenadas a muerte, incluidas 17 mujeres, que han agotado ya todas las vías de apelación. Al parecer, sus condenas han sido ratificadas por el Consejo Presidencial, por lo que podrían llevarse a cabo en cualquier momento.

El Sistema Judicial y Penal iraquí es un gran motivo de preocupación para Amnistía Internacional, ya que se trata de un sistema que pasa por un uso cada vez mayor de la Pena de Muerte, además del aumento de detenciones arbitrarias y secretas y los juicios injustos.

Se sabe que en 2009 han sido ejecutadas al menos 120 personas, y parece que las autoridades iraquíes pretenden llevar a cabo las ejecuciones pendientes antes de las elecciones nacionales previstas para marzo, a pesar de la presión ejercida dentro y fuera del país para que se ponga fin al uso de la pena de muerte.

La información de la prensa iraquí sugiere que el gobierno quiere dar una imagen de firmeza contra la delincuencia para superar la difícil situación existente en el país en materia de seguridad. Los políticos de la oposición han expresado su preocupación por la posibilidad de que las ejecuciones vayan a llevarse a cabo para dar ventaja política al partido gobernante antes de las elecciones y han pedido al gobierno que las suspenda temporalmente.

Exige al gobierno iraquí la detención inmediata de las ejecuciones.
Escribe al Presidente iraquí, contrario a la Pena de Muerte y a los Vicepresidentes, no opuestos, quienes de facto están ratificando las condenas.