Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Haití: Plan de acción para abordar la crisis de derechos humanos

Una mujer y una niña, supervivientes del terremoto, en una calle de Puerto Príncipe
Una mujer y una niña, supervivientes del terremoto, en una calle de Puerto Príncipe. Amnistía Internacional ha alertado sobre la necesidad de proteger a los grupos vulnerables de la violencia sexual en la situación que vive Haití tras la catástrofe. ©AP Photo/Francois Morin.
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 18.648 firmantes

Petición antes del cierre

Las fuerzas de la naturaleza son culpables solo en parte de la situación de Haití. Hay que aprovechar la voluntad de la comunidad internacional por reconstruir el país evitando que se vuelvan a reproducir las condiciones que perpetúan los abusos a los derechos humanos, las desigualdades y la pobreza. ¡Actúa ya!

Esta acción ha finalizado. El Gobierno español anunció en la Conferencia de donantes del mes de abril que contribuiría con 346 millones de euros a la reconstrucción de Haití, importe que no se verá afectado por los recortes anunciados por el Gobierno en materia de cooperación al desarrollo. Esta ayuda irá dirigida a sectores concretos: agua y saneamiento, educación, habitabilidad básica, sostenibilidad medioambiental, seguridad alimentaria, agricultura y producción primaria. Igualmente, el Gobierno español apoyó la creación de un comité internacional con el fin de garantizar la coordinación, la transparencia y la efectividad de la ayuda y al que deberá suceder en 2011 una autoridad de desarrollo exclusivamente haitiana.

Por otra parte, el pasado mes de marzo, y por unanimidad, todos los grupos de la Comisión de Cooperación del Congreso de los Diputados aprobaron una proposición no de ley en la que se instó al Gobierno a impulsar y desarrollar un plan global de ayuda y reconstrucción de Haití, y a cancelar el total de la deuda externa a Haití, que alcanza la cifra de 28 millones de euros, de manera inmediata, incondicional y sin ningún tipo de contraprestación.

En el mes de febrero, el Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos informó de que se estaban ultimando los trámites para condonar la deuda.

Amnistía Internacional seguirá trabajando porque la protección de los derechos humanos sea la columna vertebral de la ayuda humanitaria y de los trabajos de reconstrucción del país.

¡Gracias a las más de 18.000 personas que habéis participado en esta acción!

 

Petición original:
La devastación de Haití por un terremoto y la muerte de miles de personas no puede atribuirse sólo a las fuerzas de la naturaleza. La pobreza endémica que padece la mayoría de la población ha contribuido significativamente a la enorme devastación.

Por ello al alentar y apoyar la reconstrucción en Haití, es esencial que la comunidad internacional no vuelva a crear las mismas condiciones que ponen a la población en riesgo de sufrir violaciones de derechos humanos y perpetúan las desigualdades y la pobreza.

Amnistía Internacional ha identificado algunos de los retos mas importantes a los que se enfrenta el país y ha diseñado un plan en el que la protección de los derechos humanos es la columna vertebral de la ayuda humanitaria y de los trabajos de reconstrucción.

  1. No a la explotación de la infancia. Con la disgregación de las familias y la destrucción de las escuelas, miles de menores han quedado sin protección. Los más vulnerables podrían convertirse en víctimas de los traficantes.
  2. Urgente: construir un sistema de justicia operativo que asegure el cumplimiento de la ley y el mantenimiento de la seguridad ya que el terremoto ha limitado aún mas la capacidad del gobierno haitiano para garantizar el estado de derecho.  
  3. El desplazamiento interno sí, pero voluntario. Cientos de miles de personas han perdido sus casas y muchas han huido de las zonas devastadas. Debe protegerse los derechos de estas personas de manera que puedan adoptar decisiones voluntarias e informadas respecto a su futuro.
  4. Prevención de la violencia de género. Tras una catástrofe, mujeres y niñas suelen estar especialmente expuestas a la violencia sexual, a la explotación a manos de traficantes al tiempo que su acceso a los servicios de salud materna, reproductiva y sexual se ve reducido.
  5. Reglas claras  para las fuerzas internacionales en Haití: La experiencia de otras operaciones ha demostrado que dejar la rendición de cuentas por las violaciones cometidas por el persona internacional exclusivamente al arbitrio de los países de origen conduce a la impunidad de graves violaciones de derechos humanos.
  6. Cancelación de la deuda externa. Todos los recursos económicos disponibles en los próximos años deben canalizarse hacia programas de reconstrucción que garanticen el bienestar de la población.