Saltar al contenido

Guinea Ecuatorial: ¡Liberad a preso de conciencia!

Comisaría de Policía de Malabo
Comisaría de Policía de Malabo © AI
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 13.052 firmantes

Petición antes del cierre

Agustín Esono Nsogo lleva más de un año en la cárcel y ha sido torturado. Amnistía Internacional lo considera preso de conciencia, encarcelado por motivos políticos. ¡Actúa!

Esta acción ha finalizado (12 de diciembre 2013)

Información actualizada en febrero 2014: ¡Agustín Esono Nsogo fue liberado en enero 2014!

Gracias a la presión de las más de 13.000 personas que participaron en esta acción se consiguió liberar a este preso de conciencia de Guinea Ecuatorial encarcelado injustamente. ¡Enhorabuena!

Petición antes del cierre

En Guinea Ecuatorial no se respetan los derechos humanos: las autoridades restringen la libertad de expresión, reunión y asociación, meten en la cárcel a personas de manera arbitraria por ejercer o tratar de ejercer sus derechos y torturan y maltratan a detenidos. Estos abusos se cometen contra detractores del gobierno, activistas políticos, así como personas que defienden los derechos humanos.

Agustín Esono Nsogo es un ejemplo de ello.

Agustín es profesor, propietario y director de un colegio privado en Bata. Además, es sobrino de un cofundador del partido político de oposición Unión Popular que murió bajo custodia policial en 1993 a consecuencia de las torturas sufridas.

Agustín fue detenido el 17 de octubre 2012 por policías sin orden de detención. Durante el tiempo que pasó en régimen de incomunicación, fue torturado. Lo golpearon con porras en ambas muñecas, en las plantas de los pies y en la cabeza, y a consecuencia de ello perdió la audición en el oído izquierdo.

Un año después no ha sido juzgado y ha sido acusado de un delito que no existe en el Código Penal de Guinea Ecuatorial: intentar desestabilizar el país.

Según parece, la razón de su detención fue que el día anterior había realizado un cambio de divisas con un ciudadano francés que temía por su vida y deseaba salir cuanto antes de Guinea Ecuatorial. Amnistía Internacional considera que la detención y reclusión de Agustín Esono Nsogo obedece a motivaciones políticas, por lo que pide su libertad inmediata e incondicional.