Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Cinco años de cautiverio: Exige a Hamás un trato humano para el soldado israelí Gilad Shalit

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 14.652 firmantes

Petición antes del cierre

El soldado israelí Gilad Shalit fue capturado hace cinco años por grupos armados palestinos y desde entonces está cautivo en algún lugar desconocido de la franja de Gaza. Exige a Hamás que se le garantice un trato humano.

Esta acción ha finalizado. ¡Muchas Gracias a las más de 14.000 personas que han participado en ella! Amnistía Internacional seguirá trabajando para que las autoridades de facto de Hamas cumplan con las obligaciones contraídas en virtud del derecho internacional humanitario a fin de garantizar que no se somete a malos tratos a Gilad Shalit y que no se le dé trato de rehén, permitiéndole la comunicación con su familia y se le conceda el acceso inmediato al Comité Internacional de la Cruz roja
¡Gracias de nuevo a todas  y cada una las personas que participaron en esta acción!

Petición original:
El 25 de junio de 2011 se cumplieron cinco años de cautiverio del soldado israelí de 24 años Gilad Shalit en algún lugar desconocido de la Franja de Gaza. La familia Shalit no tiene noticias suyas desde hace casi dos años, a pesar de lo cual continúan teniendo la esperanza de recibir —al menos— una carta de Gilad.

Gilad fue capturado durante un ataque de grupos palestinos armados, entre ellos el brazo militar de Hamás, a la base militar en la que servía; otros dos soldados murieron y un tercero resultó herido. Hamás mantiene retenido a Gilad Shalit como moneda de cambio en sus reivindicaciones políticas, entre las que figura la liberación de algunos de los miles de palestinos que permanecen en manos de Israel, a muchos de los cuales también se les impide recibir visitas de sus familiares.  

Durante cinco años, se le ha negado todo contacto significativo con el mundo exterior; se le impide hasta intercambiar cartas con su familia, que continúa haciendo campaña sobre su caso y vive cada día con la esperanza de que les escriba para contarles cómo se encuentra y las condiciones en las que vive.

En palabras de Noam, padre de Gilad: “No sé dónde lo mantienen recluido ni cómo se encuentra […] ni tan siquiera si sigue vivo […]”. Lo último que la familia supo de Gilad fue un vídeo en el que se le veía leyendo una declaración mientras sostenía un ejemplar de un periódico publicado el 14 de septiembre de 2009.

Amnistía Internacional pide a las autoridades de facto de Hamás en Gaza que cumplan con las obligaciones contraídas en virtud del derecho internacional humanitario a fin de garantizar que no se somete a malos tratos a Gilad Shalit, que se le mantiene recluido en condiciones de vida humanas y dignas, se le permite comunicarse con su familia, por carta entre otros medios, y se le concede acceso inmediato al Comité Internacional de la Cruz Roja. Deben dejar de dar trato de rehén a Gilad Shalit, ya que constituye una violación flagrante de sus obligaciones con arreglo al derecho internacional humanitario.

Ayúdanos a aliviar el sufrimiento de Gilad Shalit y su familia.