Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Francia: ¿Liberté, Egalité, Fraternité?

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 26.517 firmantes

Petición antes del cierre

Ahora que ostenta la presidencia del G-20, Francia debe ratificar el Protocolo Facultativo al Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y garantizar así el acceso a la justicia para las personas que han visto vulnerados estos derechos.

Esta acción ha finalizado. Damos las gracias a las más de 26.000 personas que se han sumado a la petición de Amnistía Internacional para que Francia ratifique el Protocolo Facultativo al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC). Estas firmas se han sumado a las más de 60.000 firmas recogidas por la organización a nivel internacional y han sido entregadas al presidente de Francia Nicolas Sarcozy en el marco de la celebración de la cumbre del G-20. Amnistía Internacional continuará trabajando porque los Estados ratifiquen el Protocolo Facultativo al PIDESC y conseguir así su entrada en vigor, lo que permitirá el acceso a la justicia para las personas que han visto vulnerados sus derechos económicos, sociales y culturales.

Hasta la fecha de cierre de esta ciberacción, cinco países han ratificado este instrumento y faltan otros cinco para conseguir su entrada en vigor.

Petición original:
Imagina que tu casa es demolida sin previo aviso y tu gobierno no hace nada por protegerte ni garantizar que tengas vivienda. Supón que te niegan la asistencia médica por no poder pagarla. A demasiadas personas, en su mayoría mujeres, se les niegan diariamente los derechos a una vivienda adecuada, a la alimentación, al agua, al saneamiento, a la salud, al trabajo y a la educación, sin que los gobiernos rindan cuentas por ello.

El próximo mes de noviembre tendrá lugar la cumbre del G-20 que preside Francia. Según el presidente Sarkozy, los países integrantes del G20 viven en un nuevo mundo “que necesita nuevas ideas”. Sin embargo, el gobierno francés ha fracasado en el liderazgo de garantizar los derechos económicos, sociales y culturales para todas las personas.

Ahora que el gobierno francés ejerce la presidencia del G20, el presidente Sarkozy debe aprovechar esta oportunidad, e impulsar la promoción y la protección de los derechos económicos, sociales y culturales para todas las personas.

Francia debe ratificar el Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que permite que aquellas personas a quienes se les han negado sus derechos puedan pedir justicia a través de la ONU y exigir que los gobiernos rindan cuentas.

Para que entre en vigor, al menos 10 Estados deben firmarlo y ratificarlo y aún sólo lo han ratificado cuatro, siendo uno de ellos España. ¡Francia debe  impulsar su puesta en marcha y reforzar así el reconocimiento legal en el país y en todo el mundo!.