Saltar al contenido

España debe ofrecer a las personas refugiadas un lugar seguro

Una mujer camina en un barrio pobre junto a uan red de mangueras
Una mujer camina en un barrio pobre con una alta concentración de refugiados sirios, Beirut, Líbano © Spencer Platt/Getty Images
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 40.805 firmantes

Damos las gracias a todas las personas que se han sumado a la petición de Amnistía Internacional para que el gobierno de España proporcione una respuesta coordinada y efectiva a la grave crisis humanitaria y de refugio, y que garantice a las personas refugiadas que llegan a Europa la bienvenida y el apoyo que les corresponde.

Amnistía Internacional sigue documentando y denunciando las gravísimas violaciones de derechos humanos que se están produciendo en el contexto de esta crisis, así como las que se cometen contra las personas que están huyendo de conflictos.

Te invitamos a sumarte al manifiesto #YoAcojo.

Petición antes del cierre

Miles de personas de todo el mundo se ven obligadas a huir de sus hogares debido a los conflictos y la persecución. Familias enteras se han roto por la guerra y la violencia, y ante esta situación, hay personas especialmente vulnerables: por ejemplo, mujeres y niñas.

En su viaje, las refugiadas sufren violencia y discriminación por el hecho de ser mujeres, algo que además se agrava con una constante exposición a abusos y acoso sexual. Es el caso de las mujeres refugiadas sirias en Líbano, el país con más refugiados per capita del mundo, que acoge a un millón de personas que han huido de Siria, donde más de la mitad son niños y niñas y el 20% de las familias refugiadas sirias están encabezadas por una mujer. Algunas son viudas, otras están separadas o sus maridos se quedaron en Siria o están desaparecidos o detenidos.

El reasentamiento y otras vías de admisión humanitaria permitirían a estas personas viajar de una manera legal y segura a un nuevo país en el que puedan reconstruir sus vidas. Además, el reasentamiento debe garantizar la seguridad y los derechos de estas personas, especialmente las que se encuentran en situación de vulnerabilidad. Más de 1 millón de personas refugiadas en todo el mundo están en necesidad de reasentamiento. A pesar de ello, el compromiso mundial solamente alcanza alrededor de 100.000 al año. España aprobó en 2015 un Programa Nacional para 854 personas. Esta cifra es ridícula si la comparamos con las más de 450.000 personas que necesitan salir de la región según ACNUR.

La inacción de los gobiernos y la falta de solidaridad internacional están condenando a miles de personas vulnerables, mujeres, niños, niñas, a arriesgar sus vidas. En 2015 fuimos testigos del intolerable sufrimiento de las personas refugiadas debido a la indiferencia de nuestros gobiernos. Este año tenemos la oportunidad de reemplazar viajes hacia la muerte y el horror por viajes seguros y legales hacia la esperanza.