Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Gobierno de España: No más "devoluciones en caliente", cumpla desde ya

Dos guardias civiles sujetando a un subsahariano
Migrante subsahariano detenido y devuelto a Marruecos tras saltar la valla de Melilla, mayo 2014. © AP/Santi Palacios
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 8.659 firmantes

Damos gracias a las más de 8.600 personas que nos han apoyado en esta acción. Haremos llegar las firmas al Ministerio de Interior y seguiremos trabajando para que se derogue la disposición adicional de la Ley de Seguridad Ciudadana y se detenga la práctica de expulsiones sumarias de España a Marruecos. Además seguiremos presionando con esta petición a través de esta ciberacción: Acabemos con las violaciones de derechos humanos de la Ley Mordaza.

Petición antes del cierre

Ante la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) del pasado 3 de octubre, que determina que las expulsiones sumarias y colectivas, también llamadas “devoluciones en caliente”, son ilegales, el gobierno debe detener de una vez esta práctica que Amnistía Internacional y muchas otras organizaciones venimos denunciando desde hace años.

Las expulsiones sumarias, además de estar prohibidas por el derecho internacional, pueden tener consecuencias terribles para los derechos humanos de las personas que intentan llegar a España huyendo de sus países.

Esta condena confirma las prácticas ilegales que se están produciendo en la frontera española con Marruecos y que llevamos denunciando desde 1995. Desde entonces, miles de personas han sido expulsadas de manera ilegal, corriendo el riesgo de ser sometidas a tortura y malos tratos.

Ninguna persona puede ser expulsada a un lugar donde su vida, su integridad o su libertad puedan correr peligro, sin acceder a los debidos procedimientos individualizados de asilo. Ahora tenemos la oportunidad de poner fin a esta práctica ilegal. En el Congreso de los Diputados se está debatiendo la ley que regula el “rechazo en frontera” que da cobertura legal a las llamadas “devoluciones en caliente”.

Es necesario que el gobierno ponga fin de una vez por todas a las expulsiones en caliente. Y que reforme las disposiciones correspondientes de la vigente Ley Orgánica de Protección de Seguridad Ciudadana, y la Ley Orgánica de Extranjería.