Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

¿Barcos de guerra y municiones españolas para violar los derechos humanos en Yemen? No en nuestro nombre

Vecinos inspeccionan los daños tras un ataque aéreo
Vecinos inspeccionan los daños tras un ataque aéreo de la coalición saudí en 2015 en una zona residencial © Amnistía Internacional
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 28.287 firmantes

Más de 28.000 personas habéis apoyado con vuestra firma la petición de Amnistía Internacional para que España no siga vendiendo armas a Arabia Saudí que puedan usarse en Yemen.

No queremos que se envíen a Arabia Saudí armas ni material de defensa que se puedan emplear para atacar y cometer violaciones de derechos humanos en Yemen: más de 5.000 muertes, 8.000 personas heridas y casi 19 millones de personas desplazadas son un claro indicador del sufrimiento de la población civil y de que se están vulnerando los derechos de la población civil y el derecho internacional.

No queremos ver más camiones cargados de material bélico en Bilbao con destino Arabia Saudí, ni desde ningún sitio. Seguiremos trabajando para impedir nuevas violaciones de derechos humanos en Yemen y continuaremos pidiendo al Gobierno español que cumpla con la legislación nacional e internacional de comercio de armas y de derechos humanos, se investiguen los abusos cometidos y se lleve a los responsables ante la justicia.

¡Gracias por tu colaboración!

Petición antes del cierre

El puerto de Bilbao ha sido escenario en el último año del transporte de más 300 contenedores con explosivos para Arabia Saudí pese al riesgo de uso para cometer crímenes de guerra en Yemen. Más de 650 millones de euros de armas españolas se han exportado a Arabia Saudí desde el inicio del conflicto en Yemen, en marzo de 2015.

Además la empresa española Navantia sigue negociando un contrato para la venta de cinco corbetas a Arabia Saudí, a pesar del riesgo claro de que se puedan usar para cometer violaciones graves del derecho internacional. Ayúdanos a parar ésta y otras operaciones antes de que sea tarde.

A primeras horas del 1 de mayo de 2015 hubo un ataque aéreo sobre una zona de viviendas al este de la capital yemení en el que murieron 17 civiles y resultaron heridos otros 17. Mansour Mohamed Saleh Shareeh, de 22 años, contó a Amnistía Internacional que perdió a seis familiares en el ataque y que otros cuatro, además de él, resultaron heridos. No hubo ningún aviso del ataque y en su casa vivían 12 personas.

Las cifras son escandalosas: ESegún la ONU, desde marzo de 2015, al menos 5.144 civiles han perdido la vida y 8.749 han sido heridos en esta guerra,  donde las partes enfrentadas han cometido graves violaciones del derecho internacional con total impunidad y casi 19 millones de personas desplazadas dependen de la ayuda humanitaria.

El bloqueo naval al que Arabia Saudí somete a Yemen desde marzo de 2015 tiene un nombre: es una violación grave del derecho internacional humanitario. Y los ataques indiscriminados de la coalición saudí contra escuelas, hospitales y población civil también tienen un nombre: crímenes de guerra.

Entre 2006 y 2016, España vendió armas a Arabia Saudí por valor de más de 1.300 millones de Euros. Hemos preguntado al Gobierno español si Arabia Saudí ha usado aviones, bombas y municiones españolas para cometer crímenes de guerra. Hasta ahora la respuesta es que no hay respuesta: el Gobierno español no sabe, no contesta.

El Tratado sobre el Comercio de Armas y otras normas prohíben la venta de armas para cometer atrocidades.

No queremos sangre yemení en nuestras manos. Ayúdanos a parar esta venta de armas.