Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Egipto: #FreeShawkan

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 240.337 firmantes

¡BUENAS NOTICIAS! El lunes 4 de marzo el fotoperiodista egipcio Shawkan fue liberado y está con su familia.

Gracias a todas y cada una de las persona que firmasteis por su liberación, fuisteis más de 240.000!!! Formáis parte de esta estupenda noticia. Además desde Amnistía Internacional España pusimos en marcha un concurso de fotografía para exigir su libertad, trajimos a España a uno de sus abogados, protestamos frente a la embajada de Egipto a la que habíamos enviado un montón de cartas, decenas de activistas recogieron miles de apoyos de manera incansable en muchas calles y eventos de este país y hasta El Roto nos diseñó un dibujo para él (como parte de la campaña Regala tus Palabras).

La letra pequeña y no tan positiva es que una vez fuera de prisión Shawkan se enfrenta a unas imposibles medidas de libertad vigilada: durante los próximos cinco años, deberá pasar 12 horas diarias en una comisaría, de 6 de la tarde a 6 de la mañana. Horrendo, pero aún así no podemos menos que alegrarnos de verle reunido con su familia. Más información en este comunicado.

Petición antes del cierre

Mahmoud Abu Zeid, conocido como Shawkan, reportero gráfico egipcio de 30 años, permanece encarcelado desde agosto de 2013. Su delito: tomar fotografías de la violenta dispersión de la sentada de Rabaa al Adaweya.

Tras el derrocamiento de Mohamed Morsi, Shawkan comenzó a tomar fotografías de una gran acampada organizada por los partidarios del ex presidente en la plaza de Rabaa al Adawiya de Ciudad Nasr, en El Cairo, donde fue detenido junto con otras muchas personas.

Shawkan fue golpeado por agentes de policía y soldados durante su primer día de detención y en su trasladado a la prisión. Tras un juicio farsa, en septiembre 2018 Shawkan fue condenado a cinco años, pena que ya ha cumplido. En el mismo macrojuicio se condenó a 75 personas a muerte, a 47 a cadena perpetua, y a otras 612, a penas de cárcel de entre 15 y 5 años.

Amnistía Internacional criticó este juicio colectivo de más de 700 personas, las condenas a muerte y que ni un solo policía haya sido juzgado por el homicidio de al menos 900 personas en las protestas.

En la cárcel su salud se ha deteriorado mucho.

Amnistía Internacional pide la liberación inmediata e incondicional de Shawkan, ya que es un preso de conciencia detenido exclusivamente por su trabajo de periodista.