Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Egipto: que los cambios se hagan realidad

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 52.180 firmantes

¡Gracias a las más de 52,000 personas que han participado!

Amnistía Internacional ha hecho llegar al Ministerio de Justicia egipcio todas las peticiones de la gente que, con su firma, apoyan la demanda de un nuevo Egipto, en el que los derechos humanos jueguen un papel fundamental y se rompa con el legado de muchos años en los que las violaciones de derechos humanos y la impunidad han sido la pauta generalizada. Nuestra organización seguirá expectante el devenir de los acontecimientos en Egipto para que las movilizaciones de los meses de enero y febrero de 2011 no queden en el olvido.

Petición antes del cierre

Después de un periodo de manifestaciones en el que se pedían cambios, Egipto empieza una nueva etapa. Ahora hay que conseguir que los cambios se hagan realidad. ¡Actúa!

Fouad”, 36 años, detenido el 29 de enero y trasladado a la prisión  militar de Heikstep: “Al entrar en nuestro bloque, tuvimos que tumbarnos boca abajo en el patio y otra vez nos golpearon los soldados. Volvieron a pegarnos con cables y varas, y nos aplicaron descargas eléctricas


Los primeros meses de 2011 en Egipto simbolizaron la fortaleza de un pueblo gritando “Basta”; basta a las violaciones de los derechos humanos, basta a las restricciones de las libertades más fundamentales, basta de vivir en la pobreza. Las ganas de cambio y el compromiso de la sociedad egipcia les llevó incluso a exponer sus propias vidas. Los enfrentamientos durante las manifestaciones causaron cientos de víctimas mortales, miles de detenciones y multitud de malos tratos.

Cinco meses después, las violaciones a los derechos humanos en Egipto no han terminado: se siguen produciendo restricciones injustificadas al derecho de reunión, denuncias de tortura, casos de civiles juzgados ante tribunales militares, etc. Las autoridades egipcias aún han de tomar medidas efectivas para crear un sistema político sostenible basado en el estado de derecho y el respeto a los derechos humanos.

Las autoridades egipcias deben poner fin a la tortura y los malos tratos por parte de las fuerzas de seguridad. En este sentido es un buen primer paso que el jefe de la inteligencia militar egipcia asegure a Amnistía Internacional que el ejército no volverá a realizar “pruebas de virginidad” para “proteger” al ejército frente a posibles denuncias de violación, Sin embargo, estas prácticas que Amnistía Internacional califica como tortura, no deben quedar impunes y las autoridades egipcias deben ofrecer a las víctimas reparación que incluya apoyo médico y psicológico y una disculpa por el trato que recibieron.

Las autoridades egipcias han empezado a llevar ante la justicia a algunos de los presuntos responsables de graves violaciones de derechos humanos, pero muchas víctimas de la brutalidad de las fuerzas de seguridad corren peligro de no ver reparados sus derechos. Las familias de quienes perdieron la vida, así como las personas que resultaron heridas de gravedad o sufrieron detención arbitraria o tortura, incluso a manos de miembros del ejército, tienen derecho a esperar que las autoridades den prioridad a sus necesidades.

Egipto esta viviendo un momento crucial en su historia y los derechos humanos deben formar parte de este momento. Ayúdanos a que los cambios se hagan realidad.