Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Egipto: abusos sistemáticos en nombre de la seguridad

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 10.720 firmantes

Petición antes del cierre

40 años de estado de excepción en Egipto tienen como elemento clave la comisión sistemática de abusos de derechos humanos en nombre de la seguridad nacional. Ahora mismo se está elaborando una nueva ley que podría agravar la situación.

Esta acción ha finalizado. Más de 10.000 personas han pedido al gobierno de Egipto que la legislación antiterrorista no sirva para consolidar los abusos contra los derechos humanos. Han solicitado igualmente una condena oficial de la tortura y los malos tratos y la publicación de los nombres de todos los presuntos terroristas trasladados ilegalmente a Egipto desde la custodia estadounidense y de otros países.

 

El Parlamento de Egipto sigue examinando el proyecto de ley de lucha contra el "terrorismo", cuyo contenido preocupa a Amnistía Internacional y a la comunidad internacional de derechos humanos. Se mantiene en vigor la legislación de excepción impuesta en 1981, que ha facilitado la comisión de violaciones de derechos humanos.

Amnistía Internacional sigue de cerca el desarrollo de la situación en Egipto y continúa exigiendo a las autoridades que publiquen el proyecto de ley contra el "terrorismo" que se debate actualmente en el Parlamento.

¡Gracias a quienes participaron en esta acción!

 

Petición original:

 

La tortura y otros malos tratos, la detención y reclusión arbitrarias y los juicios injustos han sido elementos clave en los 40 años de vigencia del estado de excepción en Egipto y en su campaña contra el terrorismo. Los amplios poderes otorgados a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley han desempeñado un papel clave para facilitar esos abusos, especialmente la tortura. La legislación de excepción también ha impuesto graves restricciones a los derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión.

 

Tras los ataques perpetrados por grupos armados, la policía de seguridad ha llevado a cabo detenciones masivas sin recurso al debido proceso. Aproximadamente 18.000 personas recluidas en detención administrativa sin cargos ni juicio, en virtud de órdenes emitidas por el Ministerio del Interior, se consumen en las cárceles de Egipto en condiciones inhumanas y degradantes. Algunas llevan detenidas más de un decenio.

 

A pesar del largo y conocido historial de graves violaciones de derechos humanos de Egipto, los gobiernos de otros países, en particular el de Estados Unidos, han optado por enviar a ese país a personas detenidas en el contexto de la “guerra contra el terror”

 

En marzo de 2007, el Parlamento egipcio aprobó las enmiendas a 34 artículos de la Constitución en un referéndum nacional celebrado en circunstancias controvertidas. El artículo 179 enmendado es particularmente draconiano y allana el camino para la introducción de nueva legislación antiterrorista. Elimina las salvaguardias legales contra la detención y la reclusión arbitrarias, los registros policiales sin orden judicial, las escuchas telefónicas y la intervención de otras comunicaciones privadas.