Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Estados Unidos: Cierren Guantánamo

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 11.268 firmantes

Petición antes del cierre

La huelga de hambre de algunos detenidos en Guantánamo pone de manifiesto la situación insostenible en la que se encuentran las 166 personas allí recluidas. ¡Actúa!

Esta acción ha finalizado (16 de septiembre 2013)

Tras el traslado a Argelia de dos presos, Nabil Hadjarab y Motai Sayab, todavía quedan 164 personas presas en Guantánamo.
Desde Amnistía Internacional vamos a continuar pidiendo al presidente Obama que cierre el centro de detención y garantice que todas las detenciones se resuelven de acuerdo con los principios de derechos humanos. Si EE. UU. dispone de suficientes pruebas admisibles contra los detenidos que confirmen que ha cometido actos delictivos, debe acusarlos formalmente sin demora y someterlos a un juicio justo ante tribunales estadounidenses; si no dispone de tales pruebas, los detenidos en Guantánamo deben ser liberados en países que respeten sus derechos humanos.
Gracias a las más de 11.000 personas que han firmado esta ciberacción.

Petición antes del cierre

Los presos Nabil Hadjarab y Motai Sayab han sido trasladados a Argelia, de donde son originarios.  Su traslado de Guantánamo constituye un paso en la dirección correcta sólo si sus derechos son respetados en Argelia. 

En Amnistía Internacional continuaremos con esta campaña hasta que el presidente Obama cierre el centro de detención y garantice que todas las detenciones se resuelven de forma plenamente compatible con los principios de derechos humanos. Cada detenido en Guantánamo debe ser acusado y juzgado en un juicio justo ante un tribunal civil o puesto en libertad a un país que respete sus derechos humanos. 

 

¡Tu firma sigue siendo necesaria! 

 

"Llevo en Guantánamo diez años y medio. Mi padre y mi madre han muerto en este tiempo. Me temo que toda mi familia morirá antes de que me liberen. Yo, y otros detenidos, nos sentimos totalmente desesperados. Estamos detenidos indefinidamente sin cargos.  No tengo ninguna razón para pensar que saldré vivo de esta prisión"
Musa´ab Al Madhwani detenido en Guantánamo


El 11 de enero de 2002 los primeros detenidos de la "guerra contra el terror" llegaron a la base naval estadounidense de Guantánamo. Desde entonces, ha habido 779 hombres recluidos, nueve han muerto bajo custodia y, en general, Guantánamo se ha convertido en sinónimo de abusos a los derechos humanos.

Diez años más tarde, 166 personas continúan allí, la inmensa mayoría en situación de detención indefinida sin cargos ni juicios. Los que están acusados se enfrentan a un juicio injusto ante una comisión militar.

Algunos de los detenidos están ahora en huelga de hambre en protesta por el empeoramiento de las condiciones de reclusión. Las propias autoridades estadounidenses reconocen que cunde el desánimo entre los detenidos que piensan que el gobierno ha abandonado sus esfuerzos para cerrar el centro. En lo que constituye una nueva vuelta de tuerca, algunos de los detenidos en huelga de hambre están siendo “alimentados por sonda”, algo que va  en contra de la ética médica y de su derecho a la libertad de expresión.

En lugar de justicia  por los atentados del 11 de septiembre, Guantánamo ha dado al mundo tortura, detención indefinida y juicios injustos. Insta al presidente Obama a que cierre Guantánamo. Los detenidos deben ser acusados y juzgados en un tribunal federal de los EEUU o puestos en libertad.