Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Google, no censures en China

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 7.931 firmantes

Según últimas informaciones aparecidas en medios de comunicación, Google va a aparcar su aplicación Libélula tras las intensas críticas que ha recibido el proyecto por parte de Amnistía Internacional y otras organizaciones y del propio personal de Google.

Desde Amnistía Internacional seguiremos trabajando para que la empresa renuncie públicamente a este proyecto, se comprometa a no volver a lanzar un motor de búsqueda en China a expensas de los derechos humanos y garantice protección para las personas que trabajan en Google que han denunciado este proyecto.

Gracias a las casi 8.000 personas que firmaron esta acción.

Petición antes del cierre

En 2010, Google prometió no apoyar la censura china en Internet. Pero en agosto de 2018 salió a la luz que el gigante empresarial se estaba preparando para romper su promesa.

Google ha estado trabajando en un proyecto secreto para relanzar su motor de búsqueda en China bajo el nombre en clave “Libélula” (Dragonfly en inglés), a pesar de que esto significa cooperar con la censura y vigilancia represiva del gobierno chino en Internet.

Según últimas informaciones aparecidas en medios de comunicación, Google va a aparcar su aplicación Libélula tras las intensas críticas que ha recibido el proyecto por parte de Amnistía Internacional y otras organizaciones y del propio personal de Google. Pero la empresa no ha renunciado públicamente a este proyecto.

De lanzarse este proyecto, las personas que usan Google en China no podrán acceder a servicios como Wikipedia o Facebook. Y palabras como “derechos humanos” no darán ningún resultado al introducirlos en el motor de búsqueda. El gobierno chino incluso podría espiar a las personas usuarias de Google. Un gobierno que, de forma rutinaria, envía a las personas a la prisión simplemente por compartir sus opiniones en Internet.

Exige al director ejecutivo de Google Sundar Pichai que abandone el proyecto Dragonfly definitivamente.