Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Es hora de reformar la actuación policial en Estados Unidos

George Floyd era un hombre negro desarmado que murió a causa de la fuerza innecesaria y excesiva que utilizó la policía para detenerlo el 25 de mayo de 2020 en Minnesota.

Tras su muerte se desataron protestas en Estados Unidos y en muchos otros países para pedir el fin de la violencia y de los homicidios policiales, especialmente de personas negras.

Amnistía Internacional ha documentado en EEUU violaciones de derechos humanos generalizadas cometidas por las fuerzas policiales durante manifestaciones contra el racismo mayoritariamente pacíficas, unas manifestaciones a las que han respondido utilizando gas lacrimógeno, balas de goma y gas pimienta.

A pesar de esta represión, la gente se sigue uniendo para exigir que se honren y respeten las vidas de las personas negras. Ahora tenemos una oportunidad histórica para exigir cambios y reinventar la seguridad pública con soluciones y recursos liderados por las comunidades que contribuyan a crear barrios saludables, dinámicos y seguros.

Es momento de actuar.

Envía un mensaje a las autoridades de Estados Unidos y diles que es hora de reformar la actuación policial en el país para poner fin al racismo y a las violaciones de derechos humanos.

¡Firma!
Firma la petición
Ayúdanos a llegar a 30.000
23.752 firmas
Fima y enviaremos esta petición en tu nombre al Fiscal General de EEUU.

Enviaremos esta petición junto con tu nombre, apellidos y correo electrónico.

Estimado Fiscal General William Barr:

Me conmociona el asesinato de George Floyd, un hombre negro de 46 años, tras un intento de arresto que se convirtió en mortal con la policía en Minneapolis, Minnesota, el 25 de mayo de 2020. El agente de policía involucrado en esta tragedia usó medidas desmesuradas, que reflejan un patrón más amplio de uso excesivo de la fuerza contra las minorías étnicas y raciales en los Estados Unidos.

Le pido que se asegure de que esta muerte no quede en la impunidad y de que la familia de George reciba justicia después de la violencia innecesaria que provocó su muerte. Los departamentos de la policía que tengan patrones o prácticas de violación de los derechos humanos deben ser investigados con vistas a realizar reformas urgentes y sistémicas.

El uso excesivo e innecesario de la fuerza por parte de la policía en Estados Unidos, especialmente contra las minorías raciales y étnicas, es profundamente preocupante y debe cesar inmediatamente. Le insto a que tome todas las medidas necesarias para enviar un claro mensaje de que el uso ilegítimo de la fuerza por parte de la policía es inaceptable y no será tolerado nunca más. Nadie debe temer por su vida y el Estado debe rendir cuentas cuando una persona es privada arbitrariamente de sus derechos, y mucho más cuando es su derecho a la vida.

George Floyd debería estar vivo hoy.

Sinceramente,

Si ya has firmado alguna acción antes, rellena sólo tu email:
Completa el siguiente formulario:
Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad