Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Estados Unidos debe dejar de armar a Israel. #StopTheArms

Tropas israelíes en la frontera con Gaza
Tropas israelíes en la frontera con Gaza © EPA/ABIR SULTAN
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 76.883 firmantes

Petición antes del cierre

Desde que el 8 de julio comenzó la operación militar de Israel "Margen Protector", han muerto más niños y niñas que combatientes. ¡ACTÚA!

Esta acción ha terminado (31 de agosto de 2014)

Gracias a las más de76.000 personas que habéis respaldado con vuestra firma la petición de Amnistía Internacional solicitando a Estados Unidos,  principal proveedor de armas a Israel, que detenga inmediatamente las transferencias de armamento y combustible al ejército israelí y apoye un embargo de armas en la ONU.

Amnistía Internacional entregará próximamente las firmas recogidas en todo el mundo al gobierno de Estados Unidos.

A pesar del alto el fuego alcanzado por las partes en conflicto, vamos a continuar pidiendo a todos los gobiernos del mundo que suspendan de inmediato las transferencias de armas y de cualquier tipo de material militar a todas las partes implicadas en el conflicto, e instamos a la ONU a que les imponga a su vez un embargo de armas. Igualmente, es urgente e indispensable que se lleven a cabo investigaciones exhaustivas, prontas e imparciales de lo ocurrido durante la operación Margen Protector, como primer paso para que los responsables de las violaciones de derechos humanos, incluidos posibles crímenes de guerra, rindan cuentas. Si no, la impunidad,alimentará un nuevo ciclo de violencia.

Petición antes del cierre

Desde que comenzó la operación militar israelí “Margen Protector”, y hasta el 26 de agosto, según la ONU, 2.101 palestinos han muerto, de los cuales 493 eran niños y niñas y 253 mujeres. La ONU estima que alrededor del 70% de las muertes son civiles, y casi la mitad mujeres y niños, y que alrededor de 1.000 niños y niñas sufrirán discapacidad de por vida. Al menos 475.000 personas han sido desplazadas internamente en la Franja de Gaza. Más de 100.000 han perdido sus hogares, ya que han sido destruidos o han quedado inhabitables debido a los ataques israelíes. También han muerto 67 israelíes, incluidos 3 civiles. Estos números son horribles e inaceptables.

El ejército israelí está utilizando una amplia variedad de armas convencionales, tales como pistolas, balas, misiles, drones, aviones de combate, artillería, tanques, vehículos blindados y buques de guerra para cometer graves abusos contra los derechos humanos en Gaza. Mientras estas armas sigan llegando, pueden ser utilizadas para cometer crímenes de guerra. 

Sin embargo, y pese a  la vertiginosa cifra de víctimas civiles, algunos países siguen exportando armas a Israel. Países como Estados Unidos, que ha seguido suministrando cientos de miles de toneladas de combustible –para aviones de combate y vehículos militares– a las fuerzas armadas. El pasado 23 de julio, el barco cisterna “Overseas Mykonos” partió de Texas con destino Ashkelon, al norte de la Franja de Gaza, donde está previsto que llegue el 12 de agosto. Su cargamento no es otro que combustible estadounidense para ser utilizado por el ejército israelí.

Estados Unidos, principal proveedor de armas a Israel, debe detener inmediatamente la transferencia de  combustible y armamento al ejército israelí y apoyar un embargo de armas en la ONU para evitar que se siga alimentando el conflicto.

Ahora más que nunca, Estados Unidos debe dejar de armar a Israel.

¡ACTÚA!