Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Estados Unidos y China deben comprometerse con todos los derechos humanos por igual para que millones de personas tengan una vida digna

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 15.775 firmantes

Petición antes del cierre

Pide a los presidentes Hu Jintao y Barack Obama que ratifiquen el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Sociales, Económicos y Culturales, respectivamente.

Esta acción ha finalizado. Cerca de 16.000 personas han pedido a Estados Unidos que ratifique el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y a China que ratifique el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Desde que se puso en marcha esta acción, en Estados Unidos se han dado pasos importantes para garantizar el derecho a la salud a la mayor parte de la población de dicho país. Sin embargo, aún queda mucho por hacer para lograr que todas las personas disfruten sin discriminación de derechos como la salud, la educación o la vivienda.

China continúa siendo el mayor patíbulo del mundo, se sigue coartando la libertad de expresión y persiguiendo activistas y personas que defienden los derechos humanos de forma pacífica.

Amnistía Internacional seguirá trabajando para que los Gobiernos de China y Estados Unidos se adhieran al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Sociales, Económicos y Culturales, respectivamente, y que demuestren así un firme compromiso con todos los derechos humanos.

Gracias por haber apoyado esta acción.

 

Petición original:
En Estados Unidos, el país más rico del mundo, la discriminación condena a millones de personas a la pobreza y a la marginalidad. Sucesivos gobiernos han negado que la salud o la vivienda sean verdaderos derechos humanos. Aunque la administración actual ha dado pasos positivos para garantizar el acceso a la salud de una parte de la población, Estados Unidos todavía no es parte del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

En el otro extremo, en China no existe libertad de expresión. El gobierno controla los medios de comunicación e Internet. La persecución de activistas políticos y pacifistas está a la orden del día y los abusos de la policía suelen quedar impunes. Cada año, miles de personas son condenadas a muerte y ejecutadas. De hecho, China no es parte del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Los presidentes de dos de los Estados más poderosos del mundo tienen la autoridad y la responsabilidad de gobernar desde el respeto a los derechos humanos para mejorar las condiciones de vida de millones de personas.

Pide a los presidentes Hu Jintao y Barack Obama que ratifiquen el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Sociales, Económicos y Culturales, respectivamente, y que demuestren así un firme compromiso con todos los derechos humanos.

Porque nada es más prioritario que el derecho de todas las personas a vivir con dignidad. Descubre el poder de tu firma.