Saltar al contenido

EEUU debe apoyar un Tratado de Comercio de Armas para evitar más vidas destrozadas

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 21.229 firmantes

Petición antes del cierre

Estados Unidos es el mayor comerciante de armas del mundo. Su apoyo a un Tratado Internacional de Comercio de Armas que salve vidas es fundamental. ¡Actúa!

Esta acción ha finalizado (2 de abril de 2013).

El 2 de abril, EEUU y otros 153 países han votado a favor de un Tratado Internacional sobre el Comercio de Armas. Una gran noticia para los derechos humanos, un momento histórico.

Finalmente el mayor exportador mundial de armas, y por lo tanto, el que más presiones ha sufrido por parte del lobby armamentístico, ha votado a favor del texto final del Tratado Internacional sobre el Comercio de Armas, aún cuando ha mostrado resistencia a la inclusión en el mismo de algunos tipos de munición, que finalmente no han sido incluidos.

¡Gracias a las más de 21.000 personas que, con su firma, han pedido al gobierno de Estados Unidos la participación constructiva de su país en la negociación final del Tratado!

Desde Amnistía Internacional seguiremos trabajando para conseguir que cuanto antes el mayor número posible de Estados lo ratifiquen y puedan entrar en vigor.

____________________________________

 

Estamos en la recta final para que las Naciones Unidas aprueben un Tratado que regule el comercio internacional de armas.

El apoyo de Estados Unidos, como mayor exportador de armas del mundo, a un Tratado sólido que salve vidas es fundamental y ahora tiene la oportunidad histórica de mostrar su firme compromiso con los derechos humanos.

Sin embargo, dentro de sus propias fronteras, la Asociación Nacional del Rifle está intentando boicotear el Tratado, afirmando que vulneraría el derecho de llevar armas, contenido en la segunda enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. Sin embargo el Tratado se ocupa unicamente de las transferencias internacionales y no regulará la tenencia de armas al interior de los países.

La administración Obama debe poner los derechos humanos por encima de los intereses de cualquier grupo que pueda estar haciendo presión en contra del Tratado. Debe dar su firme respaldo para que en 2013 se adopte, en el seno de Naciones Unidas, un Tratado que ponga fin a las transferencias irresponsables de armas y municiones que causan cientos de miles de muertes y atrocidades cada año. Un Tratado que incluya las máximas garantías en materia de derechos humanos.

Pide al gobierno de Estados Unidos que participe de forma constructiva y apoye la negociación final del Tratado Internacional sobre Comercio de Armas.