Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Presidente Obama: ¿Por qué mataron a mi abuela?



¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 29.755 firmantes

Petición antes del cierre

Estados Unidos ha llevado a cabo homicidios ilegítimos en Pakistán mediante el uso de aviones no tripulados, también llamados drones. ¡Actúa!

Esta acción ha finalizado (16 de diciembre 2013)

Hemos enviado todas las firmas recogidas en esta ciberacción a las autoridades estadounidenses para retirar el velo de impunidad y oscurantismo que rodea los ataques con aviones no tripulados, los llamados drones.
Desde la publicación del informe de Amnistía Internacional "Will I be Next: US Drone Strikes in Pakistan" en octubre 2013 se han dado algunos pasos positivos a favor de la transparencia y la rendición de cuentas en relación a los drones a nivel del Congreso estadounidense. Por un lado, la familia de Mamana Bibi, asesinada por un ataque de drones en octubre de 2012 mientras recolectaba verduras en sus tierras, testificó ante congresistas. Además, se está intentando introducir legislación en el Congreso que introduciría la obligatoriedad de informar de cuántas personas han muerto por el uso de aviones no tripulados. Todavía tomará tiempo saber si esta iniciativa, que es un pequeño paso, tendrá éxito, pero el personal del Congreso reconoció que el informe de Amnistía Internacional colaboró en promoverla. También hemos sabido que algunos miembros del Congreso han enviado el informe a la CIA con peticiones de más información sobre los casos documentados.

La administración Obama ha declarado que han completado una revisión del informe y no están de acuerdo con sus conclusiones. Desde Amnistía Internacional seguimos reiterando la necesidad de responder directamente a los casos del informe.

Gracias a las más de 29.000 personas que han firmado esta petición, por la que Amnistía Internacional seguirá trabajando.

Petición antes del cierre

Mamana Bibi, de 68 años, fue asesinada en octubre de 2012 mientras recolectaba verduras en los campos de la familia en el noroeste de Pakistán. El gobierno de EEUU no ha reconocido su muerte ni ha hablado con sus nietos y nietas, a pesar de que algunos de ellos presenciaron como caían misiles sobre su abuela.

Este no es desgraciadamente el único caso de muertes civiles por ataques de drones, a pesar de que el gobierno estadounidense afirma que las personas fallecidas son “terroristas”.

Pide al Presidente Obama que explique por qué y bajo qué fundamento jurídico murió Mamana Bibi e ínstale a que inicie una investigación independiente e imparcial sobre su muerte y todos los demás presuntos homicidios ilegítimos derivados de ataques con drones.

No podemos devolver a Mamana Bibi a su familia pero, a través de un proceso de rendición de cuentas, podemos evitar que el gobierno de Estados Unidos cometa homicidios ilegítimos con impunidad.