Logo de Amnistia Internacional
CABECERA

Sección Española

Formulario para buscar dentro de la web de Amnistía España
CONTENIDO

Los casos en detalle

Foto de un grupo de residentes en una comunidad rural de Perú
Residentes en una comunidad rural de Perú. © AI

Elisabet, Perú. 

Esta mujer reside en una comunidad rural indígena peruana donde, en teoría, toda la población debería beneficiarse del Seguro Integral de Salud por su precaria situación económica. Pero cuando ella llevó a su bebé al centro de salud tuvo que pagar los guantes que utilizó el médico, el traslado al hospital y la estancia en el mismo.

Foto de Marwa con su amiga Sikne
Marwa (izda.) y su amiga Sikne © AI

Marwa, Líbano.

Esta niña libanesa de 12 años cogió una bomba sin saber lo que era y, por suerte, la tiró antes de que estallara. Pese a ello, resultó herida junto a dos amigos. Lo peor es que les puede volver a pasar a ellos o a miles de civiles porque, tras la guerra entre Israel y Hezbolá, el sur de Líbano ha quedado sembrado de bombas de racimo.

 

 

Foto de Claudina Velásquez
© Particular

Claudina Velásquez, Guatemala.

Esta estudiante guatemalteca de 19 años fue asesinada en agosto de 2005. El padre de Claudina asegura que su hija murió por una sola causa: la impunidad. Los responsables de las muertes de más de 2.200 mujeres en Guatemala no tienen de qué preocuparse mientras las autoridades sigan sin investigar debidamente estos brutales crímenes.

Foto de Scott Panetti
© AI

Scott Panetti, Estados Unidos

Este hombre sufre una grave enfermedad mental. En 1992 asesinó a sus suegros y al entregarse dijo a la policía que estaba controlado por “Sarge”, una alucinación auditiva. Durante el juicio renunció a un abogado y se defendió a sí mismo vestido de cowboy. Fue condenado a muerte en Texas y sigue a la espera de ejecución.

Foto de pie mutilado de P.N., inmigrante herido al saltar la valla de Melilla
© AI

P.N., República Democrática del Congo.

A este inmigrante le faltan dos dedos del pie derecho. Los perdió en septiembre de 2005 al saltar la valla de Melilla, debido a los disparos presuntamente efectuados por la Guardia Civil española. Su caso no ha sido investigado, como tampoco lo han sido otros casos de lesiones ni las 13 muertes ocurridas entonces a ambos lados de la frontera.

Foto de Shi Tao
© Chinese Pen Center

Shi Tao, China.

Cumple una condena de 10 años de cárcel en China por ejercer su derecho a la libertad de expresión al enviar un correo electrónico con información sobre la respuesta del gobierno chino a la masacre de la Plaza de Tiananmen. La empresa estadounidense de Internet Yahoo! facilitó al tribunal los datos de su cuenta de e-mail.

Foto de Doña Brígida
© Acompaz

Doña Brígida, Colombia.
Esta mujer es miembro de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, que se declaró neutral en el conflicto colombiano. Por ello ha sufrido las represalias de todas las partes. A Doña Brígida le han matado dos hijas pero eso no la disuade de seguir denunciando la violación sistemática de los derechos humanos que sufre la población civil.

Foto de Mohammed al Amin
© Particular

Mohammed al Amin, Mauritania.

Este joven de 24 años lleva más de 4 años recluido en Guantánamo sin cargos ni juicio. Fue detenido en Pakistán y después trasladado a Afganistán donde pasó a estar bajo custodia de las tropas de Estados Unidos. Su siguiente destino fue Guantánamo. Ha sido torturado y sometido a malos tratos y a humillaciones sexuales. En protesta por su detención indefinida inició una huelga de hambre que tuvo que abandonar tras ser alimentado a la fuerza de forma dolorosa.

Foto de Thet Naung Soe
© Particular

Thet Naung Soe, Myanmar.

Es un estudiante de Derecho que lleva encarcelado desde 2002 por haber manifestado de forma no violenta sus opiniones políticas. Su delito fue repartir octavillas pidiendo la liberación de los presos políticos y promover el diálogo entre la junta militar y el principal partido de la oposición. Fue condenado a 14 años de prisión.

Foto de Iván Hernández Carrillo
© Particular

Iván Hernández Carrillo, Cuba.
Bibliotecario y periodista, fue detenido durante la ola de represión lanzada por el gobierno cubano contra la disidencia en 2003 y condenado a 25 años de prisión. Amnistía Internacional considera que Iván Hernández Carrillo es un preso de conciencia encarcelado por ejercer su derecho a la libertad de expresión, asociación y reunión.

¿Cómo puedes ayudar?

¿Cómo puedes ayudar?

Otras formas de actuar

Otras formas de actuar

Pie de página