Saltar al contenido

Cuba: Más allá de la salud de un Presidente

Foto de Fidel Castro
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 18.197 firmantes

Petición antes del cierre

Con la mirada internacional y mediática casi exclusivamente puesta en la salud de Fidel Castro y en la sucesión al poder en Cuba, 65 presos de conciencia siguen encarcelados en Cuba por el ejercicio pacífico de sus libertades fundamentales.

Esta acción ha finalizado. ¡Gracias a las más de 18.000 personas que participaron! El pasado mes de abril el preso de conciencia Emilio Leyva Pérez fue liberado junto con otros dos disidentes. Según la información de que dispone Amnistía Internacional, a Emilio Leyva le quedaba poco por cumplir su condena. Por otro lado otro preso de conciencia, el abogado Rolando Jiménez Posada, fue sentenciado a 12 años de prisión en un juicio sumario, luego de 4 años de prisión preventiva. El prisionero político Jorge Luis García Pérez, fue también liberado luego de cumplir su condena a 17 años de prisión.

Seguiremos trabajando por la liberación de todos los presos de conciencia en Cuba, así como acabar con el acoso e intimidación de disientes y detractores del régimen, las detenciones arbitrarias, la reclusión sin cargo ni juicio, las condenas injustas y el uso de la pena de muerte. Amnistía Internacional ha transmitido las preocupaciones al Gobierno español para que sean tenidas en cuenta en el diálogo sobre derechos humanos que ha iniciado con las autoridades cubanas.

 

Petición original:

 

Con la mirada internacional y mediática casi exclusivamente puesta en la salud de Fidel Castro y en la sucesión al poder en Cuba, 65 presos de conciencia siguen encarcelados en Cuba por el ejercicio pacífico de sus libertades fundamentales. Algunos, como Francisco Chaviano, desde hace 13 años. El grueso del grupo fue encarcelado el 18 de marzo de 2003 - cuando las autoridades cubanas detuvieron a decenas de opositores al régimen, sometieron a juicios sumarios a 75 de ellos y los condenaron rápidamente a penas de hasta 28 años de prisión -  y los más recientes fueron detenidos en julio 2005 precisamente por pedir ante la embajada de Francia en La Habana la libertad de los presos políticos en Cuba.

Las actividades por las que han sido detenidos estos presos de conciencia incluyen, por ejemplo, realizar actividades y reuniones para pedir la libertad para los presos políticos y de conciencia (Eduardo Díaz Fleitas - 21 años) o redactar artículos sobre diversos temas de la vida cotidiana (Normando Hernández González - 25 años). En el juicio de Iván Hernández Carillo (25 años) se presentaron como pruebas acusatorias un ordenador supuestamente enviado desde Estados Unidos y facturas de dinero supuestamente recibido para su biblioteca privada.

Amnistía Internacional se alegra de la puesta en libertad en febrero de dos presos de conciencia - el abogado René Gómez Manzano y el bibliotecario Julio César López Rodríguez - e insta a las autoridades cubanas a hacer lo propio de forma inmediata con los 65 restantes.