Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Colombia: Medalla de Plata en desplazados internos

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 26.938 firmantes

Petición antes del cierre

Cada año, cientos de miles de mujeres, hombres, niños y niñas se unen a los millones de personas que ya se han desplazado internamente en Colombia. La mayoría huyen de la violencia política causada por el conflicto armado. Colombia después de Sudán, es el país con mas desplazados internos del mundo.

Esta acción ha finalizado. Desgraciadamente, continua aumentando el número de personas desplazadas dentro del país, aunque a un ritmo menor que en años anteriores. En 2009 hubo más de 286.000 nuevos desplazados, según datos de la ONG Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (CODHES). Los pueblos indígenas y las comunidades afrodescendientes y campesinas fueron los grupos más afectados.

Amnistía Internacional seguirá trabajando para conseguir que la población civil colombiana esté protegida, para que los responsables de las violaciones de los derechos humanos sean perseguidos y que las víctimas obtengan justicia y reparación.

Gracias a las casi 27.000 personas que han firmado esta ciberacción.

 

Petición original:

Colombia es, después de Sudán, el país con mas desplazados internos del mundo. Sólo en 2008, hasta 380.000 personas tuvieron que huir de sus hogares, lo que supuso un aumento de más del 24 por ciento con respecto a 2007. Hoy están desplazadas internamente entre tres y cuatro millones de personas, el equivalente a la población entera de Uruguay, lo que la convierte en uno de los países del mundo con mayor población desplazada internamente. Se cree que al menos 500.000 personas más han huido a países vecinos.


La mayoría de las personas desplazadas huyen de la violencia derivada de los 40 años de conflicto armado interno: muchas han sido sometidas deliberadamente a hostigamiento por la guerrilla, los paramilitares y las fuerzas de seguridad en el marco de estrategias que tienen por objeto expulsar a comunidades enteras de zonas de importancia militar, estratégica o económica.


Miembros de comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas son los más afectados por el desplazamiento interno. En muchos casos viven en zonas en las que las partes en el conflicto están interesadas.  Gran parte de la riqueza acumulada por los paramilitares y por quienes les respaldan dentro de la política y el sector empresarial está basada en la apropiación indebida de tierras. Se calcula que se han robado de este modo entre cuatro y seis millones de hectáreas de tierras que pertenecían a millares de campesinos, indígenas y afrodescendientes.

 

El trauma del desplazamiento puede ser especialmente profundo para las mujeres. Muchas han perdido a sus parejas en el conflicto y deben mantener a sus familias en condiciones muy difíciles. Si consiguen encontrar refugio en los barrios marginales de los núcleos urbanos, éste suele ser inseguro e inadecuado.

 

Pide al Presidente Uribe que se respete el derecho de la población civil a no verse involucrada en el conflicto.