Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Microsoft y Renault deben hacer frente a las denuncias de trabajo infantil en la extracción del cobalto de sus baterías

Un niño y dos adultos seleccionado piedras de cobalto
Extracción artesanal del cobalto en la República Democrática del Congo © Amnistía Internacional

Hoy, nuestras vidas dependen cada vez más de baterías recargables. Estas baterías alimentan nuestros teléfonos móviles, tabletas, ordenadores portátiles, cámaras y otros dispositivos electrónicos portátiles. Con la próxima revolución del vehículo eléctrico, nuestra dependencia de las baterías recargables crecerá más todavía.

Pero, ¿sabes de dónde provienen las materias primas que entran en ellas y cómo se extrajeron?

La mitad del cobalto del mundo proviene de la República Democrática del Congo. El cobalto es extraído por niños de apenas siete años y adultos que trabajan en condiciones peligrosas en el sector de la minería artesanal de este país, arriesgando sus vidas. Este cobalto llega a la cadena de suministro de muchas de las marcas y compañías de vehículos más importantes del mundo y de electrónica.

Otros niños pasan horas cribando, lavando y transportando pesados sacos de mineral de cobalto, que termina en nuestros teléfonos inteligentes, ordenadores portátiles y otros dispositivos electrónicos portátiles.

Casi dos años después de la primera investigación de Amnistía Internacional, algunas de las empresas más ricas y poderosas del mundo siguen poniendo excusas para no investigar sus cadenas de suministro y garantizar que el cobalto explotado por los niños trabajadores y los adultos que trabajan en condiciones peligrosas, no han sido utilizados en sus productos. Si las empresas ignoran de dónde procede su cobalto, tú, como cliente, tampoco lo podrás saber.

Es hora de que Microsoft y Renault se responsabilicen por la extracción de las materias primas que hacen sus productos lucrativos y tú, como consumidor, lo puedes exigir.

 

 

¡Firma!
Firma la petición
Ayúdanos a llegar a 10.000
2.530 firmas
Fima y enviaremos esta petición en tu nombre a los CEOs de Microsoft y Renault.

Enviaremos esta petición junto con tu nombre, apellidos y país.

Sr. Ghosn (CEO de Renault) y Sr. Nadella (CEO de Microsoft)

Le escribo para mostrarle mi preocupación por el hecho de que su empresa no ha investigado su cadena de suministro para averiguar si el cobalto utilizado en sus productos procede de las minas de la República Democrática del Congo (RDC) y si ha sido extraído en condiciones que vulneran los derechos humanos.

En las zonas de minería artesanal de la RDC, el cobalto se extrae en condiciones de total inseguridad para los mineros. Entre septiembre de 2014 y diciembre 2015 al menos 80 mineros perdieron la vida en los túneles del sur de la RDC. Se desconoce la verdadera cifra porque muchos accidentes no se registran, y se dejan los cadáveres enterrados bajo las rocas.

Asimismo, 40.000 niños trabajan en las minas de RDC. Niños de entre 7 y 15 años que llegan a trabajar hasta 24 horas diarias por menos de 2$ al día.

Las empresas tienen la obligación de respetar los derechos humanos y de asegurarse que no existen vulneraciones de lo mismos en su cadena de suministros. Y cuando consumo productos de su empresa, deseo comprar un producto que no esté vinculado a abusos contra los derechos humanos.

Por todo ello, le deseo preguntar lo siguiente:
- Si han respetado o no los derechos humanos en sus operaciones globales.
- ¿Qué pasos se tomarán para sacar a los niños de las minas y mejorar las
condiciones de trabajo de los mineros si se descubren violaciones de los derechos humanos en la cadena de suministro de cobalto utilizado por su empresa?

Atentamente

Completa el siguiente formulario:
Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad