Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Tiananmen: 25 años, Cero avances

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 15.284 firmantes

Petición antes del cierre

“Hola, soy Shao Jiang, superviviente de los sucesos de la Plaza de Tiananmen en junio de 1989, cuando era estudiante en Pekín. Vivo exiliado en Londres. Ya han pasado 25 años de la brutal represión, y no hay el menor atisbo de justicia. Aún no se conoce ni el número de víctimas ni el de detenidos. Hasta la palabra “Tiananmen” está censurada en China. Por eso te pido que te sumes a esta ciberacción de Amnistía Internacional. ¡Actúa!”

Esta acción ha finalizado (10 de julio de 2014)

Esta ciberacción ha terminado. Gracias a las 15.284 personas que habéis firmado pidiendo justicia por las miles de personas que pagaron con su vida creer que China podía dar pasos hacia la democracia, y por la liberación de personas defienden la reforma democrática y los derechos humanos. 

En Amnistía Internacional seguiremos pidiendo justicia para las víctimas de Tiananmen y defendiendo el derecho a la libertad de expresión en China. 

Muchas gracias. 

Petición antes del cierre

Hace 25 años el mundo vio asombrado a través de la televisión cómo cientos de vehículos blindados entraron en la Plaza de Tiananmen en Pekín disparando y aplastando a personas desarmadas que tenían en su camino. Se estima que miles fueron detenidas, torturadas o encarceladas tras juicios injustos, no solo en Pekín, sino también en las principales ciudades de China. Las autoridades chinas acabaron así a sangre y fuego con manifestaciones de origen estudiantil que reclamaban democracia.

Más de dos décadas después la situación no ha mejorado. Las personas que publican artículos o comentarios en defensa de la reforma democrática y los derechos humanos siguen pagando su audacia con largas penas de cárcel.  Activistas como Gu Yimin, ZhuYufu, Chen Wei, Chen Xi o Tan Zuoren han sido recientemente condenados por sus escritos sobre Tiananmen que van desde una poesía hasta exigir una rendición de cuentas.

En Amnistía Internacional no nos olvidamos y seguimos pidiendo justicia por las miles de personas que pagaron con su vida creer que China podía dar pasos hacia la democracia. ¡Actúa!