Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Camerún: donde amar es delito

Las fuerzas de seguridad reprimen a manifestantes
Las fuerzas de seguridad reprimen a manifestantes contra el incremento del coste de la vida y los bajos salarios en Camerún, febrero de 2008. © Ligue Camerounaise des Droits Humains
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 5.998 firmantes

Petición antes del cierre

En los últimos tres años, varias docenas de hombres y mujeres jóvenes han sido arrestadas, detenidas, sentenciadas a condenas de prisión y multadas por el simple hecho de mantener supuestamente relaciones sexuales de mutuo acuerdo con personas de su mismo sexo.

Esta acción ha finalizado. Por desgracia el Código Penal camerunense continúa penalizando las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. El código penal de camerún continua manteniendo penas de cárcel y multas de importancia por mantener relaciones sexuales con personas del mismo sexo.

Amnistía Internacional siente gran preocupación por la omnipresente homofobia en Camerún, y pide a las autoridades, a las organizaciones de la sociedad civil, a las organizaciones religiosas y a los medios de comunicación que defiendan, respeten y protejan los derechos humanos de todas las personas, independientemente de cuál sea su orientación sexual.

Muchas gracias a las cerca de 6.000 personas que han participado en esta acción.

 

Petición original:

El Código Penal camerunense penaliza las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. Según la sección 347a del Código Penal camerunense, “Quienquiera que tenga relaciones sexuales con una persona del mismo sexo será castigado con condenas de prisión de seis meses a cinco años y multados con 20.000 a 200.000 francos CFA” (aproximadamente de 35 a 350 dólares USA).

Amnistía Internacional considera que cualquier persona detenida o encarcelada bajo tales leyes es considerada presa de conciencia y pide su puesta en libertad inmediata y sin condiciones.

En los últimos tres años, varias docenas de hombres y mujeres jóvenes han sido arrestadas, detenidas, sentenciadas a condenas de prisión y multadas por el simple hecho de mantener supuestamente relaciones sexuales de mutuo acuerdo con personas de su mismo sexo.

Amnistía Internacional siente gran preocupación por la omnipresente homofobia en Camerún, y pide a las autoridades, a las organizaciones de la sociedad civil, a las organizaciones religiosas y a los medios de comunicación que defiendan, respeten y protejan los derechos humanos de todas las personas, independientemente de cuál sea su orientación sexual.


Pide al gobierno de Camerún que modifique la sección 347a del Código Penal de modo que despenalice las relaciones sexuales consentidas entre adultos del mismo sexo.