Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Camboya: 80 familias en riesgo inminente de desalojo

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 20.278 firmantes

Petición antes del cierre

Los desalojos forzosos se están convirtiendo en una práctica casi habitual en Camboya. Las víctimas son casi sin excepción personas que viven en la marginación y la pobreza.

Esta acción ha finalizado. Desgraciadamente las familias de bajo nivel de ingresos que habitaban en la zona conocida como Group 78, en la capital de Camboya, Phnom Penh, han sido sometidas a desalojo forzoso tras tres años de hostigamiento e intimidación del gobierno.

Unas 60 familias de Group 78 no han tenido más remedio que aceptar indemnizaciones inadecuadas y desmontar sus hogares para que no los destruyeran por la fuerza. Las autoridades amenazaban con desalojarlas a  la fuerza el 17 de julio y las familias habían recibido información de que habían sido movilizados para el desalojo unos 700 efectivos de las fuerzas de seguridad. La mayoría de las familias se fueron un día antes de agotarse el plazo. Siete se quedaron en sus casas, con activistas de derechos humanos y periodistas observando la situación.

En horas, las familias que aún resistían accedieron a irse. Se les dio hasta las 3 de la tarde de ese mismo día para desmontar sus casas y marcharse. El proceso que ha desembocado en el desalojo forzoso ha estado plagado de irregularidades. Los residentes de Group 78 han vivido durante tres años bajo la amenaza constante del desalojo forzoso.

Desde Amnistía Internacional seguimos trabajando para seguir exigiendo que se garantice el derecho a la vivienda de todas las personas. Muchas gracias a las más de 20.000 personas que han participado en esta acción.


Petición original:

Las familias de Group 78 que corren el riesgo de ser desalojadas, cuentan con una nueva oportunidad para permanecer en sus hogares. El Tribunal Municipal de Phnom Penh deberá revisar el caso tras la aportación de nuevas pruebas.El pasado 25 de mayo, los residentes de Group 78, asentamiento ubicado en el centro de la capital camboyana, presentaron una apelación ante la decisión del Tribunal Municipal de Phnom Penh de no revocar la notificación de desalojo dictaminada semanas antes. La apelación hace referencia a los derechos de posesión de la comunidad, y rebate el interés público de los desalojos, ya que parte del territorio pertenece a una empresa privada. Las pruebas presentadas por varios de los afectados ha obligado al Tribunal a reconsiderar su decisión, que será pública el 18 de junio.

 

El Tribunal Municipal de Phnom Penh había desestimado el 23 de abril la petición de los habitantes de Group 78 para que se detuviera su desalojo forzoso. El 20 de abril, el ayuntamiento de Phnom Penh emitió la sexta y última notificación de desalojo de esta comunidad formada por unas 80 familias, dándoles 15 días para desmantelar sus hogares y mudarse de la zona. Las familias presentaron una petición en el Tribunal Municipal denunciando que ninguna de las notificaciones de desalojos estaba basada en una orden judicial, como exigen las leyes de Camboya. Sin embargo, el tribunal no accedió a la petición.

En abril, el ayuntamiento ofreció a los propietarios de las viviendas la cantidad de 5.000 dólares y una pequeña parcela de terreno en el reasentamiento de Trapeang Anchanh, una zona a unos 20 kilómetros que carece de agua, servicios sanitarios y alcantarillado, y donde las autoridades no han construido ningún alojamiento. Además, hay hasta 20 familias que están alquiladas en Group 78 a las que no se les ha hecho ninguna oferta de reubicación.

En los últimos diez años ha aumentado constantemente el número de disputas por la tierra, confiscaciones y desalojos forzosos en Camboya. Las víctimas son casi sin excepción personas que viven en la marginación y la pobreza y no pueden conseguir un recurso efectivo.

Pide el cese de los desalojos forzosos en Camboya.