Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Khashoggi fue asesinado. ¡Exige una investigación ya!

Jamal Khashoggi dando una conferencia

El periodista entró en el consulado de Arabia Saudí en Turquía y desapareció. Lo ejecutaron.

La confirmación de la muerte de Jamal Khashoggi nos ha conmocionado y entristecido. El destacado periodista se marchó de Arabia Saudí para evitar la oleada de persecución y detenciones contra periodistas, activistas y defensoras de derechos humanos. Su asesinato significa que la esperanza de encontrar un lugar seguro en el extranjero se reduce.

Aunque en un principio las autoridades de Arabia Saudí negaron su implicación en la desaparición de Khashoggi, la fiscalía saudí declaró después que había muerto tras una “pelea a puñetazos”. Solo sabemos con certeza que el 2 de octubre entró en el consulado de Arabia Saudí en Estambul para conseguir una documentación y que nunca más salió. Su asesinato equivale a una ejecución extrajudicial.

No podemos permitir el encubrimiento saudí ni intentos de otros gobiernos de esconder el asunto bajo la alfombra para proteger lucrativos negocios con Riad. El mundo quiere conocer toda la verdad sobre lo que le ocurrió y que los responsables, sin importar rango o condición, respondan ante la justicia.

Debemos exigir respuestas. Pide al Secretario General de la ONU una investigación independiente YA.

¡Firma!
Firma la petición
Ayúdanos a llegar a 50.000
42.650 firmas
Fima y enviaremos esta petición en tu nombre al Secretario General de la ONU, António Guterres.

Enviremos esta petición junto con tu nombre, apellidos y correo electrónico.

Sr. Guterres:
Me dirijo a usted para pedirle que establezca una investigación creíble, transparente y sin demora para determinar las circunstancias que rodearon la desaparición forzada y la ejecución extrajudicial del destacado periodista saudí Jamal Khashoggi.
Las autoridades saudíes han intensificado las medidas contra las voces disidentes en el país desde que Mohammad bin Salman se convirtió en príncipe heredero en junio de 2017, unas medidas caracterizadas por la represión sistemática de la disidencia, incluida la expresión pacífica dirigida a la promoción y protección de los derechos humanos.
Prácticamente todos los defensores y defensoras de los derechos humanos y las voces críticas, incluidos clérigos religiosos, periodistas e intelectuales, han sido objeto de las recientes detenciones.
Es necesario que se realice una investigación independiente que aclare todo lo ocurrido e identifique a todos los responsables de ordenar, planificar y ejecutar cualquier operación relacionada con el caso.
Atentamente,

Si ya has firmado alguna acción antes, rellena sólo tu email:
Completa el siguiente formulario:
Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad